Dos proyectos de acuerdo discutía la Cámara de Diputados (CD) al cierre de esta edición, para solicitar al gobierno que endurezca su posición ante los incumplimientos comerciales en las exportaciones de gas de Argentina, y para tomar medidas en lo interno, que permitan enfrentar la incertidumbre energética provocada por los recortes de gas.

A la sesión especial de la Cámara estaban invitados el canciller Alejandro Foxley y la ministra de Minería y Energía, Karen Poniachik, aunque finalmente sólo esta última asistió al Congreso para exponer acerca de la situación energética del país.

Además, tanto la Concertación como la Unión demócrata Independiente presentaron dos mociones para reaccionar frente a la situación argentina y para tomar medidas de resguardo energético.

El presidente de la Comisión de Minería y Energía de la CD, Jaime Mulet, señaló que desde hace dos años Argentina “ha violado reiteradamente el cumplimiento de sus compromisos comerciales suscritos con empresas y el Estado chileno”, lo que se ha visto “continua y sucesivamente agravado, ya que de la discriminación en el volumen de gas entregado, se pasó a la discriminación en el precio”, lo que se refleja en los “tributos discriminatorios” que Argentina ha dictado aplicar a los impredecibles volúmenes del hidrocarburo que exporta hacia nuestro país.

Aunque Mulet recordó que “Argentina es nuestro vecino y lo seguirá siendo”, afirmó que “esto tiene un límite y que el país no se puede humillar”.

El proyecto

Por esta razón, la Concertación solicita en su proyecto al gobierno manifestar a Argentina “su más profundo malestar por los continuos y reiterados cambios en las reglas del juego en materia energética, que constituyen un inaceptable trato discriminatorio a empresas y consumidores chilenos”.

La propuesta de la UDI fue más dura. Solicita a la Cancillería “evaluar el uso de todos los mecanismos diplomáticos e internacionales para exigir el respeto y el cumplimiento de los acuerdos y contratos existentes con Argentina y la no discriminación arbitraria hacia nuestro país”.

En el plano interno el proyecto de la DC establece la necesidad imperiosa de que el país adopte medidas para diversificar la matriz energética; a través de programas de promoción de energías limpias; eficiencia energética e incluso, no descartando la compra de gas natural a Perú o Bolivia.

Además, plantea solicitar al Fiscal Nacional Económico que investigue si existen los adecuados niveles de competencia en el mercado de la distribución de gas natural residencial y estudiar los grados de integración vertical y horizontal que se puedan dar en esta industria.

Paralelo a esta sesión, el Senado aprobó por unanimidad, en primer trámite, el proyecto de ley que fomenta el desarrollo de las energías renovables no convencionales, con el objetivo de incentivar proyectos eléctricos en base a energía eólica, geotermia, solar, biomasa, mareomotriz y pequeñas plantas hidroeléctricas.
Fuente: Diario Financiero.