Más que pensar en impulsar la energía nuclear en el país, los mexicanos debemos apostar por el uso de energías renovables como fuentes alternas, como se hace en países como Alemania y Suecia, afirmó Claudio Estrada Gasca, director del Centro de Investigaciones en Energía, de la Universidad Nacional Autónoma de México (CIE-UNAM).

En respuesta a los planteamientos del físico Marcos Moshinsky, quien se pronunció el martes pasado en El Colegio Nacional en favor del uso de la energía atómica para generar electricidad, Estrada Gasca, ingeniero mecánico y físico, sostuvo que las condiciones internacionales en materia energética han cambiado respecto de hace 30 años, y expresó su extrañeza porque «algunos colegas» insistan todavía en el impulso a la energía nuclear.

Moshinsky, Premio Nacional de Ciencias 1968 y Príncipe de Asturias 1988, planteó que en 2020 al menos 80 por ciento de la electricidad que se produzca a escala nacional será generada por energía nuclear, y que la nueva fuente energética representará una alternativa eficaz ante el desgaste de las actuales, como el carbón y el petróleo. Asimismo, sostuvo que su implantación en el largo plazo será menos costosa que cualquiera de las actuales.

Luego de presentar estadísticas sobre el uso de la energía nuclear generadora de electricidad en varios países del mundo, Moshinsky sostuvo que, a pesar de que la energía solar es fundamental para la vida, no ha sido hasta ahora muy efectiva para producir electricidad. «Todas las fuentes de energía están disminuyendo en importancia frente a la energía nuclear», dijo.

Estrada Gasca expresó, por su parte: «esas declaraciones me sorprenden». Si bien es cierto que hay colegas que piensan en el resurgimiento de un programa nuclear en México, lo cierto es que actualmente existen otras alternativas, como la energía solar, que tiene características de sustentabilidad, seguridad y economía, y la convierten en una mejor opción.

En su oportunidad, Moshinsky expuso una gráfica sobre el uso de la energía nuclear para generar electricidad en el mundo. Francia lleva la delantera, con 80%; seguida de Corea del Sur, 45%; Alemania, con 31%; Japón, con 28%; Reino Unido, con 20%; Estados Unidos, con 19%, y México, con 5%.

Estrada Gasca reconoció que si bien en el caso de Francia la tendencia es clara, en otros países, como Suecia, el gobierno decidió que en 2015 ya no dependerán del petróleo ni de la energía nuclear, sino de energías renovables como la solar.
Fuente: La Jornada.