Ante un numeroso grupo de empresarios, que se dio cita en el desayuno de Icare “Seguridad Energética: Escenarios y Estratégicas”, la ministra de Minería y Energía, Karen Poniachik, y el secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía (CNE), Pablo Serra, expusieron el plan que el Gobierno contempla en materia energética para el corto, mediano y largo plazo.

Sabiendo que el país aún es un dependiente de la hidrología, de hecho Poniachik señaló que están esperando que San Isidro “escuche nuestras plegarias”, la secretaria de Estado manifestó que de ahora en adelante el país debiera sumar anualmente una cantidad cercana a los 450 MW.

Poniachik reveló que se está analizando seriamente el tema del swap. De hecho la ministra informó que actualmente se encuentra en Buenos Aires un comité técnico de la CNE que se reunirá con sus pares de Argentina y Brasil para analizar la posibilidad de que cuando Brasil tenga excedentes de gas, poder llevar a cabo swap a través de Argentina.

Pablo Serra, por su lado, señaló que el Gobierno está abocado a materializar un plan estratégico de seguridad energética, un plan a corto plazo que tiene siete puntos cuales son: asegurar el éxito de las licitaciones de suministro, implementar planes para mejor uso de la fuente hidrológica, realizar un catastro para instalar (si es necesario) turbinas diesel de emergencia, un catastro para la instalación de centrales a gas, intentar reducir la demanda energética, una coordinación trinacional con Argentina y Brasil, avanzar en el Programa País de Eficiencia Energética y desplegar en los tiempos estipulados el proyecto GNL.

En el mediano y largo plazo, el titular de la CNE señaló que se están concentrando en una política de Estado en hidroelectricidad y una similar que avance en el tema de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC).

Sobre el primer punto, Serra explicó que se debe definir una política integral de cuencas, se debe avanzar en la coordinación de varias instituciones gubernamentales y se debe apuntar a garantizar proyectos hidroeléctricos que cumplan con las normas medioambientales y sociales.

En el caso de las ERNC, Serra fue enfático en decir que hacia 2010 el Gobierno espera que 15% de la matriz energética se dé en base a la generación a través de ese tipo de fuentes. Específicamente se habla de alcanzar 420 MW de generación. Además, Serra hizo hincapié en el II Concurso de inversión en estudios de prefactibilidad para proyectos ERNC que lleva a cabo la CORFO y la CNE, y además anunció que se avanza a través de una mesa de trabajo interministerial en el proyecto de Biocombustibles.

Asistió a este encuentro el gerente general de la Empresa Nacional del Petróleo (Enap), Enrique Dávila, quien enfatizó que el país tiene un abastecimiento energético asegurado.

El ejecutivo aprovechó de informar que el puerto de GNL que levantará British Gas (BG) en Quintero se oficializará el próximo martes con la colocación de la primera piedra, con lo que se asegura estará operativo en 2008-2009. Sin embargo, reveló que se encuentran avanzadas las conversaciones para que el GNL esté antes de esa fecha en Chile a través del Fast Track que actualmente se encuentran negociando.
Fuente: Electricidad Interamericana.