La buena condición hidrológica que vive el SIC (Sistema Interconectado Central) aún se hace sentir en la operación del sistema, pese a que las precipitaciones del año hídrico 2006-2007 todavía no se dejan caer. Es así como durante abril, la generación fue abastecida en 61% por aportes de centrales hidroeléctricas y en 39% por aportes térmicos; de los cuales 62% correspondió a gas natural, 30% a carbón y el restante 7% a otros energéticos.

Según detalló el informe de Electroconsultores al Día del pasado mes, “la participación de recursos hídricos durante abril resultó ligeramente superior a la registrada en el mes anterior -cuando llegó a 58%-, y notablemente superior a la presentada en abril del año pasado, cuando se ubicó en 45%. Esto, debido a la mayor disponibilidad de agua en los embalses”.

De hecho, al analizar el estado de las principales reservas hídricas del SIC, se observa, por ejemplo, que el Lago Laja exhibe una cota de 1.340,1 msnm (metros sobre el nivel del mar), cifra que significa un repunte de 0,7% respecto a igual mes del ejercicio pasado. En esta misma línea, la Laguna del Maule pasó de los 2.169,1 msnm a los actuales 2.175,4 msnm, lo que representó un aumento de 0,3%, mientras que el Embalse Colbún arrojó una alza de 1,4%, sumando 427,7 msnm, y el de Central Ralco, un incremento de 2%, al llegar a los 714,3 msnm.

Energía Embalsada

El informe agrega que la energía embalsada alcanzó a fines de abril los 6.662 GWh, cifra que muestra una disminución de 9% en comparación a marzo. Sin embargo, esta representó una expansión de 70% en relación a la energía embalsada a abril de 2005. “La estadística de energía embalsada de los últimos 20 años muestra que los actuales niveles sólo han sido superados en los periodos 1987-1988, 1994-1996 y posteriormente en 2003, lo que nos da tranquilidad para enfrentar con buenas reservas los desafíos que vengan”.

En cuanto al año hidrológico 2006-2007, Electroconsultores precisó que el pronóstico de la consultora es moderado, debido a que el inicio del nuevo lapso se ha presentado seco, “consistentemente con la observación de los parámetros que identificaron la presencia del fenómeno climático de La Niña en el trimestre inicial del año, aunque debilitándose en la actualidad”.

Los costos marginales, por su parte, mostraron durante abril una disminución de 5% respecto a marzo. Esto, pese al incremento que presentaron las restricciones de gas natural argentino, “esta estabilidad en los costos marginales se justificaría por el uso de mecanismos swap”, detalló Electroconsultores.

Con esto, a fines del pasado mes, el costo marginal promedio del sistema se ubicó en 62,8 US$/MWh, 57,9% menos que los 149,2 US$/MWh de abril de 2005. Asimismo, el costo marginal mínimo alcanzó los 27,9 US$/MWh, 27,5% por debajo de lo registrado en igual periodo del año pasado.
Fuente: Estrategia.