Finalmente, sí habrá transacción. Ayer, la compañía franco-belga Suez Energy anunció que venderá su 19% de participación en la eléctrica Colbún, lo que podría reportarle a la compañía ingresos por US38 millones.

El anuncio contradice abiertamente las declaraciones del gerente general de Suez Energy Andino, Manlio Alessi, quien sólo hace algunas semanas aseguraba con convicción que no estaban interesados en ceder su participación en Colbún, controlada actualmente por el grupo Matte, ya que consideraban que el crecimiento de la eléctrica era «auspicioso».

Sin embargo, ayer Suez Energy entregó un mandato a los bancos de inversión J.P. Morgan y LarrainVial para que iniciaran un proceso ordenado de enajenación de su paquete accionario, en respuesta al fuerte interés que mostraron inversionistas por sus acciones en la generadora.

Pero más allá de la opción de venta que tenía el holding, la estrategia a nivel internacional del Grupo Suez es ser operador y controlador en aquellos países donde tienen presencia, situación que no se daba en el caso de Colbún.

Esta última compañía aprobó en octubre del año pasado una fusión con los activos hidroeléctricos de Cenelca, pertenecientes al grupo Matte, lo que implicó la pérdida del control de Suez en Colbún.

El anuncio de la empresa francesa no significa que estén pensando en retirarse del mercado chileno. «Suez Energy International sigue interesado y está analizando proyectos de planta térmica de última generación y de terminal de regasificación de Gas Natural Licuado en el SING», dijo Dirk Beeuwsaer, gerente general de Suez Energy International.

Uno de los proyectos que ya anunció la compañía es llegar con gas natural (GNL) a la zona norte del país, para que a partir del año 2008 puedan abastecer a las centrales de Electroandina y Edelnor (en las cuales participa), y reforzar el SING. Esta estrategia buscaría disminuir el consumo de diésel, que es más costoso.

Habla Matte

Sobre el impacto que tendrá para Colbún la salida del grupo Suez de la propiedad de la compañía, el presidente de la eléctrica, Bernardo Matte, dijo a «El Mercurio» que la operación «no afecta en nada a Colbún», ya que la compañía tiene su línea de proyectos trazada, y que está en muy buen pie. «Colbún sigue igual, sin ningún problema, ellos son minoritarios con un paquete grande, pero están en la libertad de tomar este tipo de decisiones».
Fuente: Emol.