El proceso de licitación para incorporar un socio estratégico a Transelec ha concitado el interés de las más importantes compañías de transmisión internacionales. Trascendió que a través del banco de inversiones UBS, Hydro Québec ha recibido ofertas por parte de la española Isolux Corsán, la italiana Terna -filial de Enel-, la colombiana ISA, la estadounidense General Electric y fondos de inversión chilenos como Celfin Capital.

Otras, en tanto, quedaron en el camino. Se trata de la brasilera Alusa, que decidió no ir por la transmisora, porque –según reconocieron- no tienen la capacidad financiera para solventar una operación de este tipo, y al mismo tiempo continuar con el plan de inversiones que realizan en Brasil. “En base a su estrategia, el grupo priorizó otras inversiones y se dejó fuera la adquisición de Transelec, por lo que salimos del proceso”, dijo uno de los miembros del directorio de Alusa, Guilherme de Godoy.

De esta manera, quienes quedan en carrera están afinando los números y conformando sus estrategias para consolidar la opción de compra por un porcentaje de Transelec, que aún no ha sido definido públicamente por su matriz, Hydro Québec.

La canadiense, que encomendó la licitación al banco de inversiones UBS, cerró la primera etapa de este proceso el pasado viernes 10 marzo con la recepción de las ofertas de las compañías interesadas.

Arremetida española

Entre los interesados se encuentra el grupo español de ingeniería y construcción Isolux Corsán, que en esta operación está siendo asesorado por Lazard y Grupo MBD. La ibérica es la primera compañía no cotizada del sector de construcción, ingeniería y de servicios en España y la séptima del mercado incluyendo las compañías cotizadas.

El director representante de Isolux para América Latina, Javier Casaseca, explicó que este proceso lo está manejando la presidencia de la compañía desde Madrid. Y aunque declinó entregar detalles, señaló que Chile calza en la estrategia de expansión del grupo en América Latina, en donde está presente con operaciones en el área energética en Brasil. Esta firma también tiene algunos intereses en Chile, explicó el ejecutivo. En el país ha realizado trabajos de construcción de redes de telecomunicaciones para Telefónica, y recientemente participaron en la licitación internacional para la construcción y operación de la línea de transmisión El Rodeo Chena, que la semana pasada se adjudicó Transelec.

Pero el grupo Isolux Corsán no quiere ir solo en su apuesta por Transelec. La compañía inició los contactos con su competidora Red Eléctrica de España para formar un consorcio que vaya por la trasmisora local, informó el diario económico Expansión.

Red Eléctrica conoce bien Transelec, pues fue una de las compañías que presentó ofertas para adquirir la compañía en 2001. Finalmente, este proceso lo ganó Hydro Québec, que pagó por los activos de transmisión chileno US.076 millones.

Más interesados

La venta de parte de la propiedad de Transelec también captó el interés de la transmisora italiana Terna, filial de la eléctrica Enel. La compañía fijó como una de sus prioridades en el plan estratégico fijado para el período 2006-2010 aumentar su presencia en Sudamérica, en donde está presente con operaciones en transmisión en el mercado brasilero.

A éstas se sumaría además, el interés de la colombiana ISA, y de la estadounidense General Electric, que a fines del año pasado se asoció con la española Abengoa para ingresar al mercado chileno y pasar a la propiedad de las líneas de transmisión -de media tensión- que esta última posee en el país.
Fuente: Diario Financiero.