Apenas empezado el año parlamentario, la Cámara de Diputados tratará el miércoles próximo el régimen para promover la investigación de producción de biocombustibles y la imposición de cargos específicos en facturas de luz y gas para financiar obras de infraestructura en ambos servicios.

El primer proyecto mencionado cuenta con media sanción del Senado y el segundo fue enviado por el Poder Ejecutivo a Diputados el año pasado.

El miércoles un plenario de seis comisiones se volverá a reunir antes de la sesión para emitir el dictamen en relación al régimen para promover los biocombustibles que se tratará en el recinto.

El proyecto considera biocombustibles al bioetanol, biodiesel y biogás que se produzcan a partir de materiales de original agropecuario y agroindustrial y de desechos orgánicos.

Como el texto recibido de la Cámara alta -donde la iniciativa original fue impulsada por el senador radical Luis Falco- fue sustancialmente modificado en la versión que ahora propone el Frente para la Victoria (FPV) con el aval del Ministerio de Economía, la oposición en la reunión realizada la semana pasada pidió más tiempo para analizarlo.

La bonaerense Graciela Camaño (Peronismo Federal) advirtió entonces que «el que vino del Senado era un proyecto muy interesante vinculado al campo y a la energía limpia, ahora tenemos otro proyecto que no tiene nada que ver con el original. Este proyecto parece hecho por la Secretaría de Energía».

En sentido parecido se manifestó el radical Víctor Zimmermann, quien además señaló la necesidad de que se incorpore como autoridad de aplicación a los gobiernos provinciales y al Consejo Agropecuario Argentino y reclamó que no se dejen afuera a los oleoquímicos.

El régimen para promover el biodiesel que impulsa el kirchnerismo tendrá una vigencia de 15 años desde su aprobación y acota el alcance de los beneficios a dos aspectos: la devolución anticipada del IVA para los bienes de capital y su amortización acelerada en el Impuesto a las Ganancias.

A su vez, la propuesta no incluye a los bienes afectados a los proyectos a la base imponible del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta.

En titular de la comisión de Presupuesto, Carlos Snopek (FPV) remarcó la necesidad de extremar los recaudos para que las ventajas impositivas no sean aprovechadas para hacer «sopa de naftas».

Y, a diferencia del texto recibido del Senado, el proyecto ahora dirige la promoción a las PyMEs, la producción agrícola y a las economías regionales, al tiempo que exime al biodiesel y al bioetanol del pago de la tasa de Infraestructura Hídraca, el Impuesto a los Combustible Líquidos y a la importación de gasoil.

En otro orden, la propuesta indica que el biodiesel deberá ser mezclado en un porcentaje del cinco por ciento como mínimo con los combustibles de plaza y sólo el Poder Ejecutivo, como autoridad de aplicación, podrá variar los porcentajes.

Respecto del proyecto para establecer cargos transitorios en la facturación de gas y luz para la expansión del sistema de generación, transporte y distribución de gas natural, gas licuado y electricidad creando fondos fiduciarios a tal fin.

El radicalismo firmó el despacho de comisión en disidencia total porque opina que en realidad esos cargos específicos son impuestos y que además, entre otras cosas, no se sabe desde cuando se empezarás a aplicar, la duración que tendrán y cuál será su costo.

En ambos casos, las sanciones referidas a la promoción de biocombustibles y la creación de cargos específicos, serán enviadas al Senado para completar su tratamiento.
Fuente:InfoBae.