Importantes restricciones de importación de gas natural desde Argentina; mayores costos de producción; alzas en los precios del gas natural y una serie de proyectos que entrarán en operación recién en 2009, son parte del complejo escenario energético que vive nuestro país. Y si los mayores momentos de recortes de gas argentino fueron en 2004-2005, lo que viene para el próximo año no deja de ser preocupante.

En 2007 vence el permiso de exportación de gas que le fue otorgado a Metrogas por Argentina para gran parte de su consumo. Un segundo, más pequeño, vence el 2011.Y, dada la actual situación, la posibilidad de renovarlos se hace difícil.

Desde 2004 que los permisos de exportación desde Argentina están congelados aunque, desde la industria, se destaca que las posibilidades de llegar a un acuerdo tampoco pueden descartarse.

Viajes a Argentina

Es tal la preocupación del Gobierno, que desde nuestro país no sólo ejecutivos de las empresas del sector han viajado a Argentina a buscar fórmulas para paliar la inseguridad de abastecimiento, sino también autoridades buscan convencer a sus pares trasandinos de llegar a un pacto que evite restricciones.

Más aún, a la serie de visitas de nuestras autoridades al país vecino se sumará el viaje de la recién electa Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, junto con la nueva ministra de Minería y Energía, Karen Poniachik, el 20 y 21 de marzo próximo.

La preocupación de Metrogas por su situación en 2007 es grande. Por ello, desde el Gobierno la apuesta apunta a garantizar el consumo de los clientes residenciales de la compañía, esto es, buscan asegurar el ingreso de alrededor de un millón de metros cúbicos de gas desde el país trasandino.

En caso contrario, la opción de Metrogas sería buscar formas alternativas, pero más costosas, de paliar la crisis hasta el ingreso en operaciones del proyecto de Gas Natural Licuado (GNL) y que adjudicó, en su construcción y abastecimiento, a British Gas.

Si bien la distribuidora fue consultada respecto al tema, declinó referirse a él.

Metrogas -que es parte del pool de consumidores del proyecto GNL junto a Enap y Endesa- es una de las más interesadas en adelantar la puesta en marcha de la iniciativa hacia 2008. Precisamente este punto es uno de los aspectos que aún se intenta negociar con British Gas.

Hoy Metrogas representa cerca del 15% de la demanda de gas a Chile y es el principal distribuidor de la zona central de nuestro país, donde sus principales clientes son industriales.

Pero el tema trasciende a un acuerdo entre privados y deja abierta una interrogante: ¿cómo vienen los próximos años?

Por una parte el inestable abastecimiento de gas argentino tiene a las distribuidoras complicadas al no poder garantizar la seguridad por lo menos hasta 2008.

Pero a este factor se suma el hecho que el fenómeno de «La Niña», en caso de traer sequía, podría hacer que las reservas hídricas de 2006 se acabarían tal como ocurrió en 1998-99.

Más aún, la puesta en marcha de grandes proyectos sólo está prevista para 2009 en adelante. Pero en la industria ven una luz de esperanza en lo que pueda hacer el Gobierno argentino.

Se asegura que desde fines de 2005 éste ha enviado «señales» a nuestro país.

Ellas, según dicen, pueden reflejarse en la mayor flexibilización de los precios de venta del gas que irán al alza y en las constantes reuniones que se han sostenido a objeto de garantizar el abastecimiento.

Últimas conversaciones

Hasta el 31 de marzo tiene plazo Colbún y AES Gener para unirse al proyecto de GNL que impulsa Enap. En esa misma fecha debe estar listo el acuerdo final con British Gas, que se adjudicó la licitación de construcción y abastecimiento del GNL. Las conversaciones con la empresa inglesa para afinar los detalles de su propuesta apuntan a adelantar la puesta en marcha del GNL. Este escenario sería una de las principales apuestas de Metrogas para paliar su inestable abastecimiento de gas, situación que también es indirectamente conveniente para Enap ya que la estatal necesita de Metrogas para abastecerse.
Fuente: El Mercurio.