El Gobierno está decidido a modificar las tarifas que pueden cobrar las distribuidoras eléctricas por los servicios asociados al suministro energético. Pese al revés sufrido en la Contraloría, que en diciembre devolvió el Decreto 252 al Ministerio de Economía por «no ajustarse a derecho».

Sin embargo, el Ejecutivo está dispuesto incluso a cambiar la ley para conseguir fijar nuevos precios de 24 servicios complementarios, entre ellos, el arriendo de apoyos en postes, cobros por medidores, duplicados de boleta, corte y reposición de servicios y pagos fuera de plazo.

El decreto -que establecía importantes bajas en los cobros- está nuevamente en Contraloría, debido a que la cartera de Economía lo repuso ante ese organismo.

El ministro de Economía, Jorge Rodríguez, dijo que si bien no hay plazos para que la Contraloría se pronuncie, el organismo no debería demorar mucho, ya que el gobierno apeló a sólo un punto del fallo «y que dice relación con una eventual imposibilidad que tendríamos de revisar las tarifas de costos asociados posteriormente a la fijación del Valor Agregado de Distribución (VAD), ocurrida en 2004», explicó Rodríguez.

Aunque Rodríguez señaló que esperan que Contraloría les responda favorablemente y no tener que esperar hasta el 2008 para iniciar un nuevo proceso, la autoridad advirtió que si obtienen una respuesta negativa, el Ejecutivo enviará una ley al Congreso. «No puede ser que como gobierno no tengamos posibilidad de revisar los costos de servicios asociados. Nunca fue el espíritu del legislador impedirlo, al contrario, nos facultó para hacerlo y si hay alguna interpretación legal distinta, habrá que cambiarla».
Fuente: La Tercera.