A casi un año y medio de anunciarse las nueve obras urgentes que requería el sistema de transmisión troncal del SIC (Sistema Interconectado Central), las que suman una inversión estimada de al menos US54,2 millones, siete de estas ya fueron licitadas y se encuentran en construcción, una de las cuales entró en operaciones el año pasado, quedando con ello, sólo dos pendientes, las que actualmente están en pleno proceso de adjudicación.

Según datos proporcionados por Transelec -transmisora controlada por la canadiense Hydro Québec-, estas últimas se vinculan al nuevo tramo de la línea 220 kV El Rodeo-Chena, que entraría en funcionamiento en 2008, y a la ampliación de la línea 154 kV Itahue-San Fernando, la que operaría a partir de 2007.

De los nueve proyectos (ver recuadro), tres corresponden a nuevas obras, mientras que el resto sólo a ampliaciones de las redes ya existentes. Dentro de las primeras, se encuentra el segundo circuito de la línea 220 kV Charrúa-Temuco, la que está en manos de TransChile Charrúa Transmisión (de las brasileñas Alusa y Cemig); el equipo CER en la subestación Puerto Montt 220 kV, que está siendo construido por Transelec, y por último, el nuevo tramo de la línea 220 kV El Rodeo-Chena, licitación en la que pueden participar, para su posterior construcción y operación, tanto operadores locales como internacionales.

Hay que tener presente, en este sentido, que por ejemplo, el proyecto de energización en 500 kV del tramo Alto Jahuel-Polpaico 220 kV, requiere la construcción de una subestación de 500 kV en la actual subestación Polpaico 220 kV y que dicha obra es necesaria para la operación económica en el suministro a la Región Metropolitana, evitando apagones al contar con mayor seguridad de servicio. Esta zona, según datos de la industria, no cuenta con inversiones desde 1990 y se requería a partir del año pasado.

Francisco Aguirre, socio de Electroconsultores, acotó respecto a este tema que dicho tramo “es una obra urgente que nos produce problemas en la zona Metropolitana. Pero los atrasos que se pueden observar en transmisión no son tan graves como los que hay en generación”.

En esta misma situación se encuentra la nueva línea 220 kV Charrúa-Temuco, la que se requiere desde 2003, con el objeto de evitar apagones entre Temuco y Puerto Montt, y que según el cronograma establecido estaría en operaciones recién en 2008.
Fuente: Estrategia.