En el primer trimestre de este año Petróleos Mexicanos terminará su proyecto para construir su primera planta de cogeneración eléctrica y habrá definido el esquema con el que se asociará a la iniciativa privada para su construcción y financiamiento.

Con las reformas legales aprobadas en el Congreso de la Unión el 13 de diciembre pasado, se reforzará la oferta de energía eléctrica proveniente del sureste mexicano, donde Pemex tiene la mayor parte de sus instalaciones.

El director de Petróleos Mexicanos, Luis Ramírez Corzo, comentó que la paraestatal participará con un 5% de las inversiones a realizar en los nuevos proyectos de cogeneración, lo que le permitirá a los privados controlar las plantas eléctricas que abastecerán a la paraestatal y cuyos excedentes de energía se venderán a la Comisión Federal de Electricidad.

La actual capacidad instalada de cogeneración en Pemex es de mil 784 Mw; sin embargo, el potencial de cogeneración podría ser del orden de 4.000 MW, para lo cual se requiere de una inversión aproximada de US.500 millones.

Los cambios que aprobó el Congreso de la Unión a la Ley Reglamentaria del Artículo 27 constitucional del ramo de electricidad le permiten a la petrolera operar sin restricciones como empresa dedicada a la cogeneración.

Ramírez Corzo argumentó que Pemex participa con poco capital porque enfrenta una escasez de recursos de inversión; sin embargo, al formar parte de los proyectos dará confianza a los socios privados.

Pero la reforma nos da incluso la posibilidad de que sea 100% privada; es parte de lo que estamos analizando, dijo Ramírez Corzo.

La idea es aprovechar el calor generado en las instalaciones de Pemex, convertirlo en vapor y usar esa energía que hoy se manda a la atmósfera a turbinas y producir electricidad, tanto para usos propios como para el Sistema Eléctrico Nacional.

Incluso una de las posibilidades legales que tendría la compañía es que, asociada con terceros, les provea electricidad utilizando el porteo que puede proveer la red de transmisión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)

Pemex es el principal consumidor de energía eléctrica en el país.

El funcionario explicó que la parte tecnológica de cuánto se va a generar ya está definida, pero aún es necesario platicar con la CFE para definir los volúmenes, sinergias y métodos que le permitan hacer más eficiente el proyecto.

Proyectos

Alfredo Elías Ayub, director de la CFE, señaló que el precio de venta del kilovatio de cogeneración podría ser 20% más barato que el que ofrecen los Productores Externos de Energía.

Por ahora, dijo, se desconoce cuál será el precio de la tarifa a la que le venderá Pemex a CFE la electricidad. También falta definir las reglas de venta y de qué forma se estarían distribuyendo los ahorros que se generen con los proyectos de cogeneración, agregó Elías Ayub.

El funcionario señaló que el primer proyecto que estaría listo es la planta de generación en Nuevo Pemex, Tamaulipas, en donde la central tendrá una capacidad de 370 MW.

Se estima que el valor de una planta de este tamaño es de entre US50 millones y US00 millones.

Cuestionado al respecto, el director de Pemex señaló que el proyecto no iniciará necesariamente en Nuevo Pemex, sino que podría también analizarse Tabasco o Veracruz, «porque vamos a poder portear con la CFE la energía eléctrica que produzcamos allí». El funcionario, sin embargo, señaló que la planta de cogeneración tendría una capacidad de entre 230 MW y 300 MW.

Agregó que existe la posibilidad de hacer este proyecto al 100% con la iniciativa privada, pero «vamos a ver qué es lo que más nos conviene. Lo que queda claro es que Pemex participe con un mínimo en la inversión para darle certidumbre a los privados».

Finalmente, coincidió en que es necesario definir la parte regulatoria y las reglas de operación de venta de energía a Comisión Federal de Electricidad.
Fuente: El Financiero.