Cuando la crisis por los recortes de gas natural argentino comenzó a azotar con fuerza al sector eléctrico nacional a comienzos de 2002, no fueron pocos los que pensaron en que el golpe sería severo y, quizás, duradero.

Sin embargo, las estimaciones de crecimiento para la demanda eléctrica nacional en los próximos años, sumado a la puesta en vigencia de la Ley Corta II -que permite el traspaso de las alzas de costos derivadas de la crisis del gas a clientes, además de facilitar la firma de contratos de largo plazo-, consiguieron disminuir la incertidumbre.

Hoy la artillería de inversiones que presentan las empresas del sector ya está desatando una verdadera «guerra» de proyectos «con nombre y apellido», principalmente en materia de generación hidroeléctrica y térmica de carbón.

Y, lo que es un detalle no menor, las iniciativas vienen no sólo de parte de los tradicionales actores del área -como Endesa, Colbún y AES Gener-, sino de nuevos nombres como Pacific Hydro, y otros potenciales ingresos como el gigante Total, la brasileña Petrobras, la española Acciona o incluso el retorno de «viejos», como Copec.

Los planes

En el caso de Endesa, las fichas están puestas en un objetivo claro: el megaproyecto hidroeléctrico de Aisén. El plan que contempla la construcción de 4 centrales en los ríos Baker y Pascua prevé generar unos 2.400 MW, con una inversión total -incluida la línea de transmisión- de cerca de US$ 4.000 millones, transformándose, por lejos, en el principal proyecto del sector.

Mientras que otro proyecto de este tipo, aunque de menor escala, es Palmucho, una central que hará uso del caudal de Ralco, que producirá cerca de 32 MW y que estará lista a fines de 2007.

Sin embargo, la empresa de capitales españoles también tiene cartas jugadas en San Isidro II, central de ciclo combinado que pondrá en marcha sus primeros 200 MW, en marzo de 2007 -aunque muy probablemente funcionando a diésel-, mientras que los 160 MW adicionales podrían funcionar en marzo de 2008.

En el caso de Colbún, el escenario no es distinto. Luego de la toma de control del Grupo Matte, la empresa también está mirando con fuerte atención la generación hidroeléctrica. Para ello ha adquirido y está en proceso de adquirir derechos de agua que le permitan estudiar proyectos hidráulicos por sobre los 500 MW en las regiones VII, VIII y X . Aunque, por ahora, no han revelado grandes proyectos.

Lo que sí es seguro es la construcción de la central hidroeléctrica de pasada Quilleco, con capacidad de 55 MW y que está ubicada en la VIII Región, la que se prevé pueda operar a mediados de 2007.

Pero la opción de construir una central a carbón también toma cuerpo. Aunque aún no se define el lugar, la unidad tendrá capacidad para generar unos 350 MW, con un costo que podría llegar a los US00 millones. «Con mucho esfuerzo» podría estar lista en 2009, según ha dicho su presidente Emilio Pellegrini.

En tanto, AES Gener, si bien ha postergado una serie de proyectos en base a gas natural -como Totihue y Laguna Verde- debido a la crisis, hoy pone sus fichas en otras áreas.

Es por esto que está apostando por dos centrales de carbón: Ventanas III y Guacolda III, las que suman unos 450 MW, y que implican invertir más de US00 millones.

Pero eso no es todo, ya que a la vez está analizando la construcción de dos centrales hidroeléctricas adicionales, como Alfalfal II y Las Lajas, con una potencia de 250 MW cada una, y una inversión total por otros US00 millones. Eso sí, éstas no estarían operativas sino hacia 2013.

Otro tanto es lo que tienen planificado la australiana Pacific Hydro junto a la noruega SN Power, las que, en conjunto, ya están desarrollando el proyecto hidroeléctrico La Higuera, en el valle de Tinguiririca, en la VI Región. La central, con un costo de US72 millones, tendrá capacidad para generar 155 MW y estará operativa en abril de 2008.

Pero eso no es todo, ya que también tienen en carpeta otras tres centrales en la misma zona. La Confluencia, que tendrá una capacidad de 145 MW y que está contemplada para 2009; Portillo, que aportará entre 50 y 60 MW al SIC y estaría operativa en 2010, y Las Damas, con otros 40 MW en 2011. En total, las obras implicarán desembolsar entre US00 y US00 millones.

Fuente: Emol.