La Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) rechazó los costos de explotación presentados por las distribuidoras eléctricas, en el marco del proceso de chequeo de rentabilidad que todos los años debe realizar la Comisión Nacional de Energía (CNE) para verificar si la rentabilidad de la industria estuvo en los rangos fijados por ley, lo que significa que no puede superar el 15%.

Los costos de explotación presentados por las compañías, equivalen al conjunto de costos en que incurren para prestar el servicios de distribución eléctrica, y tal como en años anteriores, la SEC determinó recortar los montos informados por estas empresas bajo la consideración de que son “innecesarios o excesivos”.

Según la resolución elaborada por la SEC y dado a conocer el pasado 7 de diciembre, las 36 empresas distribuidoras que operan en el país informaron costos de explotación que en total ascendieron a los 31.891 millones, de los cuales se rechazaron 7.872 millones, correspondiente a cerca del 2% de los costos presentados por las eléctricas.

De esta manera, los costos totales de las compañías quedaron fijados en 14.019 millones. Cumplida esta etapa, lo que corresponde es que la SEC envíe esta información a la CNE para que inicie el chequeo de rentabilidad. En tanto, las distribuidoras que no estén conformes con la determinación de la entidad tienen un plazo de 10 días hábiles para recurrir al Panel de Expertos con el objetivo de apelar la resolución.

Las más afectadas

Los mayores recortes aplicados por la SEC afectaron a la distribuidora Emelari, perteneciente a Empresas Emel, ligada a la estadounidense PPL. Esta compañía sufrió el recorte del 4% de los costos presentados que ascendieron a los
.763 millones, los que finalmente quedaron fijados por la SEC en .375 millones.

En términos de montos las empresa Chilectra, de Enersis, también fue una de las distribuidoras más afectadas, la entidad le recortó un total de .590 millones, esto es un 1,5% de los 61.544 millones entregados como costos de explotación.

En el caso de CGE distribución, la compañía informó 36.781 millones en costos, los que las SEC recortó en .767 millones.

En el otro extremo, las compañías menos afectadas fueron las cooperativas Coopersol y Emelpar, las que no presentaron modificaciones a los costos presentados.

Chequeo

De acuerdo a la regulación que rige a las distribuidoras eléctricas, la CNE debe realizar todos los años un chequeo de rentabilidad para definir si se encuentra en el rango de 15% máximo fijado por ley. Este proceso se realiza en base a los costos de explotación verificados por la SEC, y además considerando el Valor Nuevo de Reemplazo (VNR) que equivale al costo en que deben incurrir las distribuidoras en caso de que requieran renovar todas sus instalaciones y bienes físicos necesarios para prestar el servicio de distribución eléctrica.

Ambos factores son relevantes, porque en caso de que el estudio de la CNE arroje que las distribuidoras se encuentran por sobre el rango de 15% de rentabilidad, corresponde a la autoridad realizar un nuevo proceso de fijación tarifaria. El último proceso finalizó recién el año pasado y podría extenderse hasta 2008 en caso de que la rentabilidad de las eléctricas no pase anualmente del 15%.

Fuente: El Diario.