A partir de mañana sábado el monopolio natural en el mercado boliviano del transporte de energía eléctrica, por parte de la empresa Transportadora de Electricidad (TDE S.A.), acabará con el inicio de operaciones comerciales de la empresa Interconexión Eléctrica (ISA-Bolivia S.A.).

Luego de haberse adjudicado, mediante licitación pública, la administración del sistema de interconexión eléctrica de 600 kilómetros, que comprenden a Santiváñez-Sucre, Sucre-Punutuma y Carrasco-Urubó, por un monto de US7,3 millones, ISA-Bolivia hará entrega oficial de las obras mañana sábado en la ciudad de Cochabamba, acto al que confirmó su asistencia el presidente Eduardo Rodríguez.

El gerente general de la empresa transportadora, Fernando Almario, explicó que la licencia de construcción y operación de cinco subestaciones y tres líneas de transmisión de energía, otorgada por la Superintendencia de Electricidad, es por 30 años.

Fuente: Los Tiempos.