Un nuevo frente de discusión deberá sortear la Comisión Nacional de Energía (CNE) durante las próximas semanas, ya que a la disputa que libran las distribuidoras eléctricas por la tarificación de los servicios asociados (SS.AA.) al suministro, se sumó la divergencia que presentaron al Panel de Expertos un par de compañías, entre ellas transmisoras, respecto a las bases definitivas de los estudios para la determinación del valor anual de los sistemas de subtransmisión.

A juicio de una de las eléctricas involucradas, CGE Transmisión, las bases propuestas por la entidad, las que obligan a las empresas a entregar dos informes de avance y uno final, difieren de lo establecido en la Ley 19.940 debido a que “no determinan el mismo plazo para que el consultor trabaje en la elaboración del estudio, y tampoco el número de informes que las empresas están obligadas a entregar a la CNE, de acuerdo a lo estipulado en la normativa”.

En otro ámbito, la filial del holding CGE también difiere con la CNE en lo relativo al horizonte de evaluación del estudio. Según la transmisora, la definición del periodo de planificación a cuatro años para la determinación del valor anual de transmisión “contiene un error sistemático en el tiempo, al no permitir el autofinanciamiento de las instalaciones de transmisión”.
Según la compañía, “las bases deben considerar un horizonte de estudio de al menos 10 años, lo que permite definir cuál es el periodo óptimo de refuerzo de las instalaciones de acuerdo a la demanda de energía y potencia, su tasa de crecimiento y los costos proyectados”.

CGE Transmisión agrega que también existen problemas en lo relativo a la falta de incorporación de aquellas instalaciones puestas en servicio entre el 1° de enero y el 31 de diciembre de 2005. “Se discrepa de la metodología establecida en las bases, con respecto al cálculo del valor de inversión de las instalaciones, por cuanto, las que son objeto de estudio son básicamente aquellas señaladas en el Decreto Supremo 228, el cual sólo incluye aquellas puestas en servicio antes del 1° de enero de 2005”. A esto, se suma que las bases consideran además, como periodo de planificación el comprendido entre el 1° de enero de 2006 y el 31 de diciembre de 2009, dejando fuera del cálculo del valor de inversión de aquellas instalaciones puestas en servicio durante este año.

Hay que tener presente que además de la filial del holding CGE, también presentaron sus reparos al proceso, Transelec, el Grupo Saesa, GasAtacama Generación, AES Gener, Chilectra y el Grupo Emel.

Fuente: Estrategia.