La unidad ejecutiva de Siepac, conformada por miembros de gobierno de los seis países centroamericanos que estarán interconectados mediante la línea de transmisión de 1.800 km Siepac, está evaluando sumar una segunda fase de hasta 150 MW de capacidad al proyecto original de 300 MW.

Producto de ello, a cada uno de los 12 postores precalificados se les solicitó el 22 de septiembre presentar dos ofertas, dijo a BNamericas una fuente de EPR, que es la compañía que administra la licitación de Siepac.

La primera oferta es por el proyecto Siepac, como se definió originalmente, en tanto que la segunda es por la primera fase del proyecto, pero debe considerar las necesidades estructurales de una segunda fase, según la fuente.

Esto llevó a que la mayoría de los postores solicitaran una ampliación del plazo previsto para el 31 de octubre, lo que se aceptó, indicó la fuente. La nueva fecha para hacer llegar las ofertas es el 2 de diciembre.

Los 12 precalificados son: las españolas Abengoa-Inabensa, Cobra Instalaciones y Servicios, Elecnor e Isolux Watt; el hispano-brasileño Consorcio Alhambra; ABB Venezuela; la suiza ABB Power Technologies; la argentina Techint; el consorcio brasileño Alusa-Queiroz Galvão; la sueca Skanska; el consorcio franco-venezolano Interconexiones; y el consorcio mexicano-colombiano Earth Tech-Eléctricas de Medellín.

Segunda fase del Siepac

La unidad ejecutiva de Siepac contrató a una empresa para ejecutar los estudios de factibilidad técnica y financiera para la ampliación de 150 MW del proyecto original de una sola línea de transmisión, los que indican que es posible una segunda etapa, reveló la fuente.

Pese a que esta segunda etapa sería licitada como un proyecto separado con operaciones programadas para el 2012, las torres de la primera etapa tendrían que contemplar los requerimientos adicionales que demandaría un futuro segundo circuito, explicó la fuente.

La construcción de la primera fase de Siepac -avaluada en US$320 millones y que conectaría Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá- debiera estar lista en un plazo de entre 18 y 24 meses.

Miembros de EPR son las respectivas eléctricas estatales de Guatemala (Inde), El Salvador (CEL), Honduras (Enee), Costa Rica (Ice) y Nicaragua (Enel) y las respectivas firmas estatales de transmisión de Panamá (Etesa) y Colombia (Isa), además de la eléctrica española Endesa.

Fuente: BNamericas.