El Presidente Fidel Castro destacó la importancia del empleo de fuentes alternativas de energía ante los altos precios mundiales del petróleo, al intervenir hoy en la Mesa Redonda Informativa sobre el huracán Wilma.

Fidel se refirió a la conveniencia del uso de la energía eólica en la generación de electricidad, durante un intercambio con la periodista Idalma Moreno Baños, de Radio Sandino, quien informó al programa sobre el paso del fenómeno meteorológico por la provincia de Pinar del Río.

Tras referirse la reportera a las incidencias del embate del meteoro en los municipios de Guane, Isabel Rubio y Sandino, el Presidente cubano explicó que este devastador ciclón ha contribuido a probar nuevos medios para el suministro eléctrico en esa parte de la Isla.

Fidel aludió a los experimentos que se llevan a cabo en Sandino y otros puntos de la geografía pinareña, con la ubicación de grupos electrógenos para mantener vitales servicios a la población ante interrupciones del Sistema Electroenergético Nacional.

Reveló que estos experimentos están asociados también a los nuevos programas de utilización de modernos y más eficientes equipos electrodomésticos, que reportarán un indudable ahorro del encarecido petróleo.

En diálogo con José Rubiera, Jefe del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología, el líder cubano se interesó por la fuerza de Wilma, que en solo siete horas alcanzó categoría cinco, la máxima de la escala Saffir-Simpson, se debilitó en la Península de Yucatán y en la noche del domingo rondaba la categoría tres.

El prestigioso meteorólogo explicó las características más generales de este fenómeno natural, y destacó que el país se encuentra hoy en mejores condiciones para pronosticar con más prontitud el paso de cualquier organismo tropical.

Significó que ya solo faltan por automatizar dos radares meteorológicos, faena que quedará concluida antes de que finalice el presente año.

Con el Coronel Luis Ángel Macareño, segundo jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, Fidel indagó sobre la suspensión de las clases en la parte occidental del país y por la protección de los estudiantes extranjeros de la Escuela Latinoamericana de Medicina y de pacientes y personal médico de varios hospitales capitalinos.

También se interesó por las medidas adoptadas para resguardar a la población ante el posible desbordamiento de algunas presas, en particular por la situación de los embalses Ejército Rebelde, en Ciudad de La Habana, y Mampostón, en la provincia de La Habana.

Fidel recibió una detallada explicación sobre los movilizados y evacuados ante la amenaza de Wilma y elogió la solidaridad de las familias, que han acogido momentáneamente en su hogar a parte de los evacuados por esta contingencia.

Orientó la conveniencia de saber cuántas familias dieron ese paso altruista, pues es necesario que la sociedad distinga ese noble gesto humanitario, que calificó de mérito.

Fuente: Agencia Cubana de Noticias.