Transelec, filial de la canadiense Hydro Québec, llamó finalmente a la licitación pública para presentar ofertas por la ejecución de los trabajos vinculados al proyecto “Energización en 500 kV del Tramo Alto Jahuel-Polpaico”. Dicha obra, que corresponde a las iniciativas urgentes que requiere el sistema de transmisión troncal del SIC, tiene un valor de inversión referencial de US$36,5 millones.

La obra contempla la construcción de un nuevo patio de 500 kV en la subestación Polpaico y su interconexión con el patio de 220 kV existente. Asimismo, la iniciativa considera el desmontaje y traslado de tres autotransformadores monofásicos de 500 kV existentes en la subestación Ancoa, para ser instalados en el nuevo patio de 500 kV de la subestación Polpaico.

El contrato también específica todos los trabajos de ampliación y modificación de las instalaciones de Compensación Serie existentes en la subestación Ancoa, asociadas a la nueva Línea Ancoa-El Rodeo-Polpaico.

Teniendo en cuenta que el valor de inversión referencial (VIR) llega a los US$36,5 millones, Transelec detalló que las ofertas que superen 115% del VIR no serán consideradas. Estas se recibirán hasta el 18 de noviembre de 2005 y el plazo de puesta en servicio de las obras contempladas es de 30 meses contados desde su adjudicación.

Hay que tener presente que esta obra, según el mercado, debía estar operativa este año y de acuerdo al cronograma previsto estaría en operaciones, en el mejor de los casos, en 2008.

La iniciativa es relevante para garantizar una operación económica del suministro a la Región Metropolitana, además de evitar apagones al tener seguridad de servicio. Esto último, cobra mayor sentido, si se considera que la propia Transelec aseguró, en junio pasado, que actualmente el tramo Alto Jahuel-Polpaico no tiene seguridad y posee riesgo de falla.

Fuente: Estrategia.