Presencia integral en generación hidroeléctrica

El consorcio europeo está enfocado tanto en la operación de sus centrales como en proveer el equipamiento y servicios para el desarrollo de nuevas plantas.

Aprovechar la potencialidad hidroeléctrica que Chile posee es uno de los objetivos que posee la empresa italiana, que en nuestro país opera desde 2005 a través de sus coligadas HidroAustral e HidroEnergía.

Enrico Gatti, gerente general de HidroEnergía, detalla que “desde el 2006 a la fecha tenemos cuatro centrales en servicio, bajo distintas sociedades. Una es La Paloma (de 4,5 MW) que está al pie del embalse del mismo nombre y que está en servicio desde marzo de 2010; después está Muchi (de 1 MW), que está cerca del lago Ranco y que está en servicio desde septiembre de 2011; y después tenemos en Rupanco Sur, Nalcas y Callao (que tienen en total 11 MW) que son dos centrales que están muy cerca una de otra y que están en servicio desde agosto de 2012”.

El ejecutivo resalta que en el marco de sus proyectos procuran vincularse con las comunidades donde se insertan, utilizar trabajadores provenientes de las zonas donde se emplazan las centrales y colaborar por ejemplo con las escuelas que están cercanas, y señala que “dado que vamos a vivir ahí junto con ellos, intentamos tener una relación de buenos vecinos para poder funcionar”.

Por otra parte, Gatti hace hincapié en que “nuestras centrales intentan integrarse lo mejor posible al ambiente. Nosotros desde la bocatoma hasta la casa de máquinas usamos tubería enterrada, que eso implica un impacto mucho menor una vez que está construida, y también nuestras centrales, desde un punto de vista arquitectónico, diría que no son un galpón industrial, sino que intentan de alguna manera mimetizarse más o integrarse más en forma armoniosa con el ambiente donde están instaladas”.

Paolo Scotta, presidente de la compañía, explica que estas centrales utilizan el agua proveniente de las lluvias, y que frente a la incertidumbre hidrológica que se observa, “se compensa mucho con el precio de venta. Si hay poca lluvia, hay un precio de venta más alto. Si hay mucha lluvia, hay un precio de venta más bajo. Como hacemos plantas bastante chicas, hasta ahora siempre nos equilibramos en la venta spot y al final la venta en la bolsa premia los días en que hay poca lluvia y castiga cuando hay mucha lluvia, y por eso al final el promedio sigue los números del primer presupuesto. En 2012 hemos generado la mitad del año 2011, pero los precios de venta eran el doble”.

Con respecto al desafío de integrar estas centrales al sistema, Gatti destaca los esfuerzos que se están realizando para facilitar su conexión, como es el caso de la línea de transmisión Puyehue Rupanco de 179 kilómetros de extensión, que fue inaugurada por el grupo Saesa, resaltando que “va a permitir la conexión de doce centrales. De hecho, dos de las que están conectadas son nuestras”.

El gerente general de HidroEnergía menciona además que se encuentran construyendo dos centrales más en la zona de Rupanco: Bonito (de 9 MW) y Sin Nombre (de 3 MW) que entrarían en servicio el primer semestre de 2013, las que estarían conectadas al Sistema Interconectado Central (SIC) vendiendo spot.

Integrados

Sin embargo, el consorcio no se restringe a la generación. Scotta señala que “nuestro primer trabajo es ser proveedores de equipamiento electromecánico, por eso estamos abiertos también a hacer ofertas, presupuestos, para entregar turbinas y equipamientos electromecánicos a todo los constructores, a todos los empresarios que quieren nuestro servicio, eso es nuestro principal rubro acá en Chile y también en Italia. Además, si hay posibilidad de entrar en alguna sociedad también como socios desarrolladores con una pequeña participación, también nos gusta ver esa posibilidad. Acá en Chile estamos avanzando también como constructora civil, como Scotta Chile, y estamos viendo la posibilidad de desarrollar proyectos para terceros”.

Complementando lo anterior, comenta que “la oferta que podemos hacer es llave en mano. Nosotros tenemos el equipamiento que se produce en Italia, en Europa, y después acá con Scotta Chile podemos hacer la construcción de las obras civiles, el tendido de tuberías, instalación y montaje de las máquinas, en combinación con nuestra matriz de Italia. Podemos dar una solución completa, desde la ingeniería básica en adelante”, agregando que “tenemos un buen equipo asesor chileno en hidrología, estructura, mecánica de suelo y en todo lo que tiene que ver con la ingeniería de las centrales”.

Por su parte, Enrico Gatti menciona que “una vez que las centrales entran en servicio, a las sociedades dueñas les estamos dando el servicio de operación, mantenimiento y gestión comercial. Además, seguimos construyendo las otras cosas”.

Junto a lo anterior, resalta que “la ventaja principal de estar integrado en forma vertical es que nos permite tener una flexibilidad muy grande en lo que se refiere a la programación de los trabajos”, detallando que “normalmente en todos estos proyectos hay imponderables o cosas que se suscitan durante la construcción a tener el control completo de toda la obra, podemos reprogramar, anticipar cosas, postergar otras sin que ello signifique un impacto importante en los costos”.

En esta línea, Scotta menciona además que “eso facilita mucho el trabajo con los bancos, porque en la mayoría de los proyectos siempre hay detrás un project financing y con los bancos es mucho más simple ser como EPC general, frente a cinco proveedores diferentes que siempre tienen que entregar muchas más garantías”, concluyendo que se vinculan con los bancos BICE, Banco de Chile y Corpbanca, con los que trabajan en distintas áreas y operaciones.