Niveles de cortocircuitos en subestaciones críticas han subido más de 300%

Este fue uno de los puntos mencionados en la jornada técnica “Aumento de niveles de cortocircuito en subestaciones críticas del Sistema Eléctrico Nacional”, organizado por el comité chileno del Cigré.

Entre 2005 y 2017 los niveles de cortocircuitos en las subestaciones críticas en el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) y en el Sistema Interconectado Central (SIC) registran aumentos superiores a 300%, debido a los cambios topológicos ocurridos en ambos sistemas eléctricos en los últimos años, según indicó Erick Zbinden, jefe del Departamento de Integridad del Sistema del Coordinador Eléctrico Nacional.

El ejecutivo expuso en la Jornada Técnica “Aumento de niveles de cortocircuito en subestaciones críticas del Sistema Eléctrico Nacional”, organizado por el comité chileno del Cigré en el Hotel Intercontinental de Santiago, donde abordó este tema ante un centenar de asistentes.

Evolución
Según los datos del organismo coordinador, desde 2005 a la fecha los niveles de cortocircuito en subestaciones como O’Higgins, ubicada en la Región de Antofagasta, aumentó en 311%, mientras que en las subestaciones Cardones (SING) y Quillota (SIC) lo han hecho en 297% y 303%.

Erick Zbinden dijo que esto responde al crecimiento del sistema eléctrico en los últimos años mediante la incorporación de “nuevas fuentes de generación y un aumento de la generación eólica que sí tiene aportes a los cortocircuitos por los aerogeneradores”, afirmando que esto ha provocado cambios topológicos al sistema.

“La tendencia entre 2005 y 2017 es que hay aumentos de hasta 300%, por lo que aquí solamente tenemos que pensar si topológicamente lo que estamos teniendo para el futuro es satisfactorio o no. Si si se está estudiando la tecnología que pueda también acompañar esos diseños a la hora de ir definiendo cómo planificar el sistema eléctrico y cuáles son los niveles de cortocircuito que podemos ir esperando”, precisó.

En el evento también participó Alex Santander, ingeniero del Departamento de Planificación Eléctrica del Coordinador Eléctrico Nacional, quien precisó que los valores proyectados para niveles de cortocircuitos indican que la generación solar “no aporta con niveles fuertes de cortocircuitos en el sistema, así que podemos predecir que si se sigue ampliando la matriz de esa manera las subestaciones del norte quizás no tengan aumentos significativos en los niveles de cortocircuitos”.

Sin embargo, el ejecutivo advirtió que desde la Región de Atacama hacia el sur es posible que aumenten estos niveles “porque están entrando generadoras eólicas, que tienen tecnologías DFIG (generador de inducción doblemente alimentado) que aportan al cortocircuito”.