x
Andrés Rebolledo, ministro de Energía, presentando los lineamientos de la estrategia de electromovilidad
Andrés Rebolledo, ministro de Energía, presentando los lineamientos de la estrategia de electromovilidad

Estrategia de electromovilidad contempla cinco líneas de acción

Entre algunas medidas que se analizan está la creación de estándares de eficiencia energética vehicular, además de adoptar normas internacionales e implementar un sistema de identificación de autos eléctricos.

Cinco son las líneas de acción que contempla la “Estrategia de Electromovilidad en Chile”, iniciativa que fue presentada por el ministro de Energía, Andrés Rebolledo, y la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Paola Tapia, quienes inauguraron el primer taller público-privado para avanzar en este tema, donde también se considera un periodo de consulta pública, en que los interesados pueden entregar sus propuestas hasta el 23 de septiembre.

Los ejes de la estrategia son:

1. Desarrollo de información al mercado.
2. Regulación y estandarización.
3. Formación de capital humano.
4. Difusión de tecnologías vehiculares eficientes.
5. Incentivos transitorios para el despliegue de la electromovilidad.
Rebolledo señaló que uno de los objetivos de la estrategia es desarrollar “un primer paso en materia de electromovilidad, por lo que se pondrá a consulta pública un documento que contiene elementos básicos, pues estamos en una etapa muy temprana respecto a lo que está pasando en el mundo en este tema”.

“Hay estudios internacionales que indican que al 2030 el estándar de movilidad serán los vehículos eléctricos y el gran desafío es bajar el costo de estos vehículos como inversión inicial, pero también hay estudios que indican que al 2030 habrá una paridad de precios entre el vehículo convencional y los vehículos eléctricos, por lo que este proceso se viene muy rápido”, precisó el ministro.

A su juicio, la estrategia de electromovilidad plantea desafíos como “tener más información, capacitar a los técnicos que trabajan en movilidad eléctrica y en temas de seguridad, generando incentivos como infraestructura”.

Ejes
Respecto al desarrollo de información al mercado se contempla crear un plataforma de información de alternativas tecnológicas vehiculares, así como realizar un análisis de impactos globales de masificación.

En materia de regulación y estandarización se plantea otorgar facultades a los Ministerios de Energía y de Transportes y Telecomunicaciones paras crear estándares de eficiencia energética vehicular, además de adoptar normas internacionales e implementar un sistema de identificación de vehículos eléctricos.

En el eje de formación de capital humano se prevé trabajar con Centros de Formación Técnica para contar con docentes preparados y así poder calificar a conductores, mecánicos y técnicos de la infraestructura que incorpora la electromovilidad.

Para la difusión de tecnologías vehiculares eficientes la estrategia considera el desarrollo de proyectos pilotos para disminuir las brechas informativas en esta materia, junto al fomento de la electromovilidad en las campañas que realizan el Ministerio de Energía y la Agencia Chilena de Eficiencia Energética.

Finalmente en los incentivos transitorios para el despliegue de la electromovilidad se analizará la posibilidad de desarrollar instrumentos económicos para su fomento, así como trabajar con las empresas generadoras y distribuidoras para que “ofrezcan tarifas especiales para la carga de vehículos eléctricos a sus clientes”.

También se establecerá la coordinación con otros actores públicos y privados con el propósito de promover estacionamientos e infraestructura de carga para vehículos eléctricos en aeropuertos, centros comerciales, además de mantener incentivos para que taxis colectivos y buses utilicen tecnologías eléctricas.

Recuadro

Estudio destaca rápida recuperación de la inversión para taxis eléctricos
Generadoras de Chile presentó el estudio “Escenarios de usos futuros de la energía eléctrica en Chile”, encargado a la empresa E2Biz, donde se destacó el impacto en eficiencia energética que implica la electrificación de la matriz.

En el documento se resalta el positivo efecto para el transporte, especialmente para taxis. “Si tomamos en cuenta que en promedio un taxi recorre 90 mil kilómetros al año, con este nivel de rendimiento, el ahorro es de $5 millones anuales por la diferencia de cargar un auto con electricidad en vez de combustible sumando además los menores costos de mantención de un vehículo eléctrico”, aseguró Claudio Seebach, vicepresidente ejecutivo de Generadoras de Chile.

Según el ejecutivo, “un taxista podría recuperar la inversión adicional al comprar un auto eléctrico ($10 millones, promedio, costo de un auto a combustible versus los $24 millones de un auto eléctrico) en un período de entre tres y cuatro años, debido a que el rendimiento es de $17 por kilómetro, mientras que en uno a bencina es de $63/km”.

“De esta manera, un estanque en un vehículo a combustible que hoy se llena con $31.500, en uno eléctrico su costo es de $8.500. El estudio proyecta que en un escenario optimista donde existen incentivos para la adopción de esta tecnología, ya en el año 2033 toda la flota de taxis básicos y colectivos (hoy de 95 mil vehículos) podría ser eléctrica”, agregó Seebach.

Claudio Seebach, vicepresidente ejecutivo de Generadoras de Chile presentando el estudio. Foto: Gentileza Generadoras de Chile

[Proyectan que a 2025 un cuarto de la flota de Transantiago sea con buses eléctricos]