Esperanza energética en los geysers del Tatio

Partió el proceso de participación ciudadana en San Pedro de Atacama, para autorizar inversión de US0 millones en primeros pozos de prospección.

Una etapa crucial inició el proyecto geotérmico en El Tatio, al interior de San Pedro de Atacama, donde se espera en el mediano plazo instalar una planta geotérmica que permitiría generar cerca de 40 MW.
En la zona, empresarios mineros e industriales abrigan decididas esperanzas de que la iniciativa se concrete, ya que la inestabilidad energética es uno de los principales problemas que enfrenta el Norte Grande para asegurar la viabilidad técnica de sus inversiones.
En este sentido, se afirma que la geotermia puede contribuir decididamente a la diversificación de la matriz energética y al logro de mayores grados de autonomía, aportando a la seguridad energética de esta zona del país, donde se concentran los proyectos cupríferos más importantes del mundo.
Al respecto, el Ministerio de Minería destaca que entre las regiones de Antofagasta y Tarapacá existirían cerca de 90 zonas termales, en las cuales en muchas de ellas se han realizado reconocimientos geológicos y geoquímicos.
No obstante, solamente tres áreas geotermales han sido sistemáticamente exploradas: Puchuldiza, Apacheta y El Tatio.