x

Cómo operan los software que controlan los sistemas inteligentes de iluminación

El proceso de recambio de las luminarias públicas que impulsa el Ministerio de Energía y la AChEE ha aumentado la demanda de nuevas tecnologías de control que requieren de programas para avanzar en eficiencia energética.

Más de 100.000 luminarias de alumbrado público han sido cambiadas en los últimos dos años por la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AChEE), en el marco del recambio masivo de 200.000 unidades que impulsa el Ministerio de Energía, donde la incorporación de nuevas tecnologías como la instalación LED y de sistemas inteligentes de iluminación está cambiando la cara del sector energético en esta área.

En este escenario el uso de software para el control de los nuevos sistemas de iluminación, también conocidos como telegestión, sea para industrias como para el alumbrado público, cumple un papel fundamental para el avance de la eficiencia energética, indican a Revista ELECTRICIDAD los especialistas en el tema.

Relevancia
Robert Schacht, jefe de proyecto de la AChEE y profesional que ha trabajado en iniciativas de recambio de luminarias de esta agencia, señala que en los sistemas de iluminación se usan dos tipos de software: “uno para los nodos o dispositivos de control individuales (luminaria, cámara, sensor, etc.) y otro para los centros de gestión y control centralizado”.

“El software asociado a los nodos cumple el rol de gestionar las acciones y leer los parámetros de operación del dispositivo que estamos controlando. Además, se encarga de la interacción entre el dispositivo y el hardware de comunicación utilizado, mientras que el software asociado a los centros de gestión cumple el rol de compilar la información del sistema telegestionado y presentar las herramientas al usuario para su visualización, análisis y configuración”, plantea el especialista.

Según Diego Dujovne, académico de Facultad de Ingeniería de la Universidad Diego Portales, estos programas deben gestionar no solo el funcionamiento correcto de la iluminación, para lo cual debe sensar si se encuentra en el nivel requerido y que su funcionamiento es el esperado, sino también en la gestión de la energía utilizada, aprovechando las capacidades de variación de intensidad de los dispositivos de iluminación correspondientes.

Rodrigo Elgueta, Telemanagement Field Applications Engineer de Schréder en Chile destaca que los software para sistemas inteligentes “establecen las bases para la interacción del usuario con el equipamiento instalado en terreno, haciendo más amigable las actividades de supervisión y control asociadas al parque lumínico, además de permitir el manejo de bases de datos y la “generación de reportes asociados a consumos energéticos y estados de funcionamiento de la instalación sin requerir de ninguna programación avanzada por parte del usuario, al contar con mecanismos y plantillas ya disponibles para dichas necesidades”.

Cómo funcionan
Diego Dujovne señala que estos software de iluminación deben pasar por ensayos y pruebas específicas “para analizar su comportamiento frente a distintas condiciones y casos de uso clásicos, así como poseer un sistema de seguridad y de verificación de funcionamiento según lo requerido por el usuario”.

“Es determinante que en la transformación de un sistema standard a uno de iluminación inteligente, el cableado requerido sea minimizado, así como el uso de redes inalámbricas para la comunicación deba cumplir con estrictas normas de seguridad y de reducción del efecto de la interferencia. En el caso específico de iluminación exterior, a nivel de comuna o ciudad, existe un software de gestión que cubre estos requerimientos de gran superficie, asociado a una consola de control centralizada”, plantea el especialista.

Los dispositivos de comunicación también son clave para la operación de los software con los equipos de iluminación instalados. Rodrigo Elgueta explica que es necesario contar con recursos inalámbricos “basados en soluciones tipo 3G que permiten la comunicación a nivel urbano de todos los elementos incorporados en la plataforma para una zona geográfica extensa. Dichos dispositivos, a través de los mecanismos de transmisión de datos, son encuestados por un servidor residente en un data center de alta disponibilidad, el cual recupera desde el terreno la información del estado de los dispositivos y entrega los comandos generados en base a las actividades que el usuario realice en la plataforma de gestión. Además, todas las comunicaciones se encuentran encriptadas y con mecanismos de seguridad informáticos incorporados a fin de garantizar el correcto funcionamiento de la instalación”.

Entre los principales software que se usan para sistemas inteligentes de iluminación en el país, Rodrigo Elgueta menciona la presencia de una variada plataforma para iluminación exterior, cuya mayor tendencia “es avanzar hacia soluciones basadas en el concepto de Internet de las Cosas (IoT), el cual permitirá en un futuro la integración de las plataformas de gestión de alumbrado en el concepto de Smart City que ya se está posicionando como una necesidad a nivel de muchos municipios a nivel nacional”.

Otro aspecto importante son las normas técnicas que tienen los software, como indica Robert Schacht: “los nodos de control individual y de otros dispositivos de comunicación de redes de control tienen normas estándar que permiten tener interoperabilidad en el ámbito de las comunicaciones. Un ejemplo de esto son los dispositivos certificados bajo la norma ISO/IEC 14908-1:2012 (NCh-ISO/IEC 14908). No obstante, la información propia del dispositivo controlado no está normada”.

Perspectivas
A juicio de los especialistas, el mercado chileno tiene un alto potencial para seguir incorporando software para el control de sistemas de iluminación. Robert Schacht afirma que es necesario aumentar el desarrollo de “una plataforma de gestión central que sea capaz de adaptarse a las múltiples opciones que ofrece el mercado para la telegestión, la cual tendría la ventaja de ser de fácil programación y con módulos preestablecidos, que permitan su expansión ante nuevos elementos en la red, además de ser capaz de integrar la información recibida de cualquier dispositivo independiente de la información que este maneja”.

Diego Dujovne, por su parte, sostiene que en el campo de la iluminación pública se prevé la integración “con otros subsistemas comunales o en vías de transporte (por ejemplo túneles viales), lo que hace necesaria la posibilidad de desarrollar software locales adaptados a estos requerimientos, fomentado un área de negocio que aún no se ha explotado”.

Para Rodrigo Elgueta, el proceso de renovación del parque lumínico instalado hacia soluciones LED “simplifica el camino y permite incorporar este tipo de tecnologías a un costo adecuado para el usuario. La actual tendencia es incorporar directamente o dejar habilitados los sistemas para en un futuro cercano hacer uso de este tipo de soluciones”.

“Por el momento los sistemas instalados en Chile son muy nuevos por lo que la necesidad real de la interoperabilidad a nivel de control central es relativamente baja. No obstante, en unos pocos años habrá suficientes modificaciones sobre los sistemas como para justificar la inversión en una plataforma común”, agrega Robert Schacht.

[Iluminación inteligente: telegestión logra eficiencia energética superior al 60%]