Revista Electricidad Nº232

julio de 2019

Cardones−Polpaico acabó con el vertimiento de energía renovable variable

ELECTRICIDAD estuvo en la inauguración de la línea de transmisión, que fue encabezada por el Presidente Sebastián Piñera en la subestación Nueva Cardones, desde donde se transportan 1.400 MW hacia la zona centro sur del sistema eléctrico nacional.

En plena operación se encuentra la línea Cardones-Polpaico, de 2×500 kV, construida por ISA Interchile entre la Región de Atacama y la Región Metropolitana, culminando la interconexión nacional entre la zona norte y centro sur del sistema eléctrico local, lo que fue destacado por el Presidente de la República, Sebastián Piñera, durante la inauguración de la obra realizada en la subestación Nueva Cardones, ubicada en Copiapó.

La línea actualmente transporta 1.400 MW hacia la subestación Polpaico en la Región Metropolitana, lo cual “ha contribuido a mejorar la calidad y seguridad del servicio, puesto que algunos indicadores de estabilidad del sistema, como la diferencia angular entre los extremos de la línea (que tiene 753 kilómetro de extensión con 1.728 torres de transmisión), mejoraron sustancialmente”, sostuvo a ELECTRICIDAD Juan Carlos Olmedo, presidente del Consejo Directivo del Coordinador Eléctrico Nacional.

Vertimiento

Según el ejecutivo el vertimiento de energía renovable variable, solar fotovoltaica y eólica, “desapareció con la operación de la línea y hoy se está transfiriendo el 100% de la producción de energía renovable en la zona hacia Polpaico”.

Olmedo dijo que es necesario estudiar a futuro la demanda de conexiones que tenga la línea por centrales generadoras ubicadas en la zona, por lo que en el estudio de Expansión de la Transmisión desarrollado en 2018, se recomendó la construcción de una nueva línea de corriente continua, que deje una capacidad flexible, que podría fluctuar entre 2.000 MW y 4.000 MW para dar espacio a este crecimiento de energía renovable en la zona norte.

La capacidad de la línea por circuito es de 1.700 MVA, lo que también fue destacado por Bernardo Vargas, presidente del Grupo ISA, quien resaltó la importancia estratégica del proyecto, al ser la puerta de entrada de la energía proveniente de la zona norte, donde está aumentando la participación de energía solar fotovoltaica y eólica.

“Esta iniciativa permitirá que los riesgos sean más previsibles y, por tanto, que las empresas que compiten por obras como esta, lo hagan a precios más bajos, beneficiando así a los consumidores chilenos”, afirmó el ejecutivo.