Directorio de Aderén: Óscar Santibáñez, tesorero; Eugenio Evans, presidente; Blanca Palumbo, socia directora; Pilar Bravo, socia directora; María Isabel González, socia directora; Rodrigo Iglesias, vicepresidente, y Aristóteles Cortés, secretario. Foto: Rayen Luna-ELECTRICIDAD.

¿Por qué el sector energético tiene tantas asociaciones gremiales?

La incorporación de nuevos actores, según los especialistas, refleja el mayor grado de competencia y especialización que se registra en los últimos años, especialmente con el ingreso de nuevas tecnologías y regulaciones.

Desde inicios de este siglo el número de asociaciones gremiales del sector energético se ha multiplicado por nueve en el país, totalizando en la actualidad 19 organizaciones de este tipo, representando a los tres principales segmentos de la industria eléctrica (generación, transmisión y distribución), además de otras áreas como el gas y las nuevas tecnologías vinculadas con las energías renovables, sin dejar de mencionar que se prepara la número 20, la que prontamente se dará a conocer.

Es así como en los últimos años se ha producido una diversificación en la representación de los intereses en el quehacer energético, según explica a ELECTRICIDAD Eugenio Tironi, sociólogo y socio director de Tironi Asociados, quien precisa que este proceso explicaría la “multiplicación, especialización y profesionalización” de las asociaciones gremiales.

“Contrariamente a lo que se cree, sobre todo en la generación de electricidad, hay bastante competencia. El sector eléctrico y energético es un campo que está en permanente ajuste regulatorio. Estamos ante un sector muy dinámico. Si se favorecen a los hidráulicos, se perjudican a los térmicos; tenemos a las empresas de los pequeños versus los grandes; los incumbentes contra los aspirantes; las ERNC (Energías Renovables No Convencionales) versus las convencionales, lo que incentiva a que se creen nuevas asociaciones”, sostiene el consultor.

Tironi señala que también se ha verificado una mayor profesionalización en estas organizaciones: “Los controles, como la Ley de lobby, son cada vez mayores y han influido en que el estilo de los vínculos políticos, como el compadrazgo o las relaciones familiares, sea cada vez más escaso, lo que ha llevado a la profesionalización de las asociaciones gremiales y las ha convertido en interlocutores importantes para el diseño de políticas públicas”.

“Además, los gobiernos y el parlamento buscan incorporar en su diseño, reflexión y debate a la sociedad civil, donde también encontramos a los gremios, que tienen bastante influencia, la cual descansa en gran medida en su capacidad técnica y especialización”, añade el especialista.

A su juicio, “actualmente la influencia tiene mucho más que ver con agendas muy específicas y con un conocimiento bastante técnico y especializado. Y este es el papel que cumplen las actuales asociaciones gremiales”.

Evolución

Ricardo Irarrázabal, subsecretario de Energía, comenta que el papel que actualmente desarrollan las asociaciones gremiales en el sector es parte de una evolución orientada al quehacer de las políticas públicas que se viene desarrollando en los últimos años.

“Los gremios han evolucionado y han avanzado mucho respecto a la elaboración de política pública. Especialmente en el nivel de detalle y profundidad de sus análisis, encomendando estudios técnicos que fundamentan sus posiciones y siendo explícitos en decir que esos informes apuntan a temas de política pública”, afirma la autoridad a este medio.

Irarrázabal valora positivamente esta participación, por cuanto sostiene que “es un aporte y un avance que el rol de los gremios esté más vinculado a la política pública, desvinculándose del sesgo del sector y volcándose en la discusión del bien común”.

“Considero que es un gran aporte que la gente se siente a conversar de forma bien abierta y respetuosa porque finalmente confluyen los distintos intereses en un sentido de bien común”, agrega.

Nuevas asociaciones

En este escenario durante 2018 se integraron tres actores gremiales al sector energético, marcando un récord en este sentido, pues solamente en 1996 y en 2013 nacieron dos asociaciones de este tipo.

Asociación Chilena de Hidrógeno (H2Chile)

El 9 de enero de 2018, el ingeniero químico Hans-Werner Kulenkampff, actual presidente de H2Chile, junto a otros 27 socios fundadores, crearon esta asociación para las personas interesadas en el desarrollo de la economía de hidrógeno dentro de la transición energética.

Kulenkampff explica que, en la actual transición energética “se llegó a un nivel de debate muy interesante y se está avanzando, pero el sector de los combustibles no se está tocando por ningún lado, por lo que esta asociación se crea para promover la transición energética en los sectores no electrificables o difíciles de electrificar”.

“Chile va a ser una potencia mundial en el tema de la transición energética y las asociaciones gremiales somos los responsables de generar la masa crítica para no quedarnos atrás”, advierte el especialista

En cuanto a los objetivos para este año, Kulenkampff explica que, tras haber incorporado otros doce socios profesionales, “este semestre queremos entrar con aquellas empresas como Siemens, Air Liquide, Engie, Linde y Copec, que son algunas compañías que se han interesado”.

Directorio de H2Chile: Juan Pablo Zúñiga, director ejecutivo; Hans-Werner Kulenkampff, presidente; Andrea Moraga, secretaria; Rodrigo Vásquez, vicepresidente, y Rodrigo Gálvez, tesorero. Foto: Agustín Vázquez-ELECTRICIDAD.

Asociación Chilena de Derecho y Regulación de la Energía (Aderén)

Creada en mayo del año pasado, Aderén es una asociación de 80 profesionales y personas naturales con experiencia en el sector energético que buscan crear redes relacionadas y que también puedan aportar, de acuerdo a su experiencia.

Aristóteles Cortés, secretario de la asociación, sostiene que el objetivo que tienen es “lograr ser un espacio heterogéneo de abogados, ingenieros y economistas que sea transversal al mundo de la energía y que busca canalizar un aporte a través de la asociación, por lo que la idea es que en esta se den discusiones mucho más amplias, diversas e independientes de los temas regulatorios y contingentes en materia de energía”.

El ejecutivo indica que “dentro de las asociaciones gremiales existe una gran dispersión y cuando se toca un tema, saltan voces opinando de manera distinta para la defensa de sus intereses. Ahí me di cuenta de que faltaba algo que fuera más transversal y que tuviera una visión global que pudiera fomentar una discusión con altura de miras, buscando la solución más armónica y justa con todos los intereses”.

Directorio de Aderén: Óscar Santibáñez, tesorero; Eugenio Evans, presidente; Blanca Palumbo, socia directora; Pilar Bravo, socia directora; María Isabel González, socia directora; Rodrigo Iglesias, vicepresidente, y Aristóteles Cortés, secretario. Foto: Rayen Luna-ELECTRICIDAD.

Asociación de Concentración Solar de Potencia (ACSP)

A fines del año pasado las empresas Cerro Dominador, Sener, Solar Reserve y el instituto Fraunhofer Chile Research crearon la primera agrupación que reúne al mundo de la energía termosolar en Chile con la intención de posicionar la tecnología de Concentración Solar de Potencia (CSP) en la matriz energética nacional y de la región, aprovechando así el recurso solar disponible en el territorio, especialmente en el norte grande.

Fernando González, presidente de la asociación, asevera a ELECTRICIDAD que “teniendo en cuenta que se trata de una tecnología que recién está entrando en el país, es necesario educar, presentar y dar a conocer los beneficios que aporta la energía termosolar, una energía gestionable, limpia, renovable y siempre disponible, tanto en el día como en la noche”.

La energía termosolar ocupa, según González, un importante rol en la sustitución del carbón por lo que “es necesario que se dé una regulación y unas señales del mercado consistentes con los beneficios que atrae esta industria y ofreciendo unos incentivos adecuados que le permitan crecer.

Directorio de ACSP: Frank Dinter, primer vicepresidente; José Antonio Lobo, director; Fernando González, presidente, y Alejandro Zamorano, director. Foto: Gentileza ACSP.

Recuadro 1

Recuadro 2