TENDENCIAS_aela_energiaEn los últimos años la energía eólica es la fuente ERNC que tiene mayor representación en la matriz nacional, toda vez que el Centro Nacional para la Innovación y Fomento de las Energías Sustentables (Cifes) registra un total de 892 MW operando, de los cuales más de 802 MW están en el SIC y 90 MW se ubican en el SING, superando a la capacidad instalada solar y de biomasa que cuentan con 597 MW y 417 MW en operaciones.

Las perspectivas de desarrollo no se quedan atrás, pues el organismo público indica que existen otros 112 MW de energía eólica en construcción, mientras que los proyectos que cuentan con la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) aprobada totalizan 5.270 MW y aquellos que están en calificación suman 1.989 MW.

El potencial de esta fuente en el territorio nacional supera los 37.000 MW, según indica el estudio “Energías Renovables en Chile”, realizado por la Agencia Alemana de Cooperación Técnica (GIZ) para el Ministerio de Energía y que fue publicado el año pasado.

 

La turbina SWT-2.3-120 de Siemens incluye un nuevo desarrollo de la pala del rotor de 59 metros de largo, la que ha sido optimizada para mejorar la producción en velocidad de vientos medios y bajos.

Patricio Goyeneche, analista del mercado eléctrico de Cifes, señala a Revista ELECTRICIDAD que la mayor presencia de energía eólica se explica “porque la tecnología está muy madura, por lo que ha tenido una inserción más fácil en Chile, además de las condiciones meteorológicas que facilitan la operación de las plantas”.

Según el especialista, por los efectos de las economías de escala, en el sector eólico “se pueden obtener precios que están por el orden de US$1.800 a US$2.000 por kW”, mientras que los proyectos actualmente muestran un factor de planta promedio de 25%, “aunque las plantas del último período están sobre el 30%”.

Desafíos
Dentro de las complejidades que debe enfrentar este tipo de energía, los especialistas coindicen en mencionar la estrechez en el sistema de transmisión que se vive en la zona norte del SIC, donde operan gran parte de los parques eólicos.

Patricio Goyeneche explica que en esa zona también hay plantas térmicas que tienen condiciones de operación distintas y, “dada la capacidad de inyección de las líneas de transmisión en esa zona, los mínimos técnicos de las termoeléctricas impiden que salgan de la red frente a contingencias, por lo que deben salir los parques eólicos”.
A juicio de Luis Vargas, director del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la FCFM de la Universidad de Chile, “debido al aumento importante de los parques en el norte se impone una carga en los sistemas de transmisión, por lo que existen situaciones de restricción. Cuando se produzca la interconexión con el Sistema Interconectado del Norte habrá mercados más grandes, lo que sumado a la línea Polpaico-Cardones, dará mayor holgura y flexibilidad al sistema”.

Otro punto pendiente es la normalización para certificar la calidad de materiales y sistemas tecnológicos en el sector, como sostiene a Revista ELECTRICIDAD Víctor Ballivián, presidente de la Corporación Chilena de Normalización Electrotécnica (Cornelec): “En la energía eólica existen condiciones particulares que, de no tomarse en cuenta, pueden afectar en el mediano y largo plazo, la vida útil de los sistemas”.

“La normalización hay que pensarla a nivel de productos (como normalizar aerogeneradores, sistemas de control, protecciones eléctricas) y a nivel de sistema. La idea es crear estándares para probar que las normas se cumplen”, concluye Ballivián.
On shore y off shore
En nuestro país operan parque eólicos on shore, con instalaciones que funcionan en tierra y no en el mar, fuera de la costa, conocidos como off shore. Luis Vargas señala que este tipo de proyectos tiene un alto potencial, con factores de planta sobre el 30%, aunque aclara que en Chile se deben hacer estudios al respecto, debido a que, “nuestra pendiente marina es bastante abrupta en la parte central, aunque en el sur hay partes interesantes que sería necesario explorar”.

Similar opinión tiene Karsten Schneider, gerente técnico de Latwind, pues indica que la tecnología off shore “es más cara en inversión y operación, además de que actualmente los equipos se instalan en aguas de poca profundidad y aquí tenemos una costa que cae abismalmente, así que mientras haya espacio en tierra los proyectos se harán en estos lugares”.

Luis Vargas, Universidad de Chile

Luis Vargas, director del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la FCFM de la Universidad de Chile.

 [Con 901 MW instalados, generación eólica consolida liderazgo ERNC]