Desde 2013 que Rosa Soto Benavides forma parte del equipo de energía de Acciona en Chile. El año pasado asumió en Acciona, a nivel global, como gerenta de Sostenibilidad de Energía, cargo que incluye el monitoreo de las tendencias y evolución de las iniciativas empresariales en materia de sostenibilidad en todos los países del mundo donde la empresa española tiene presencia.
Bióloga de profesión y con un Magíster (c) en Gestión de la Sustentabilidad de la Universidad del Desarrollo, Rosa se ha desempeñado en gestión de proyectos y estrategias vinculadas a la sostenibilidad en sus múltiples dimensiones, tanto en el sector público como en el privado.

Trabajó en la Corporación Nacional Forestal (Conaf) como jefa del Proyecto de Conservación “Jardín Botánico de Atacama” y en el Centro Regional de Investigación y Desarrollo Sustentable de Atacama como investigadora de la Unidad de Pasivos Ambientales y Ecosistemas.
Su vinculación con el sector energético fue hace seis años, cuando participó como responsable de medio ambiente en la construcción del Parque Eólico Punta Palmeras, el primer proyecto de energía de Acciona en Chile.

“Pese a que en esos años eran aún más evidentes los estereotipos de género, tuve la oportunidad de encontrarme con alguien que creyó en mí y en mis capacidades, y con una organización que me ha brindado espacios de participación en la toma de decisiones. En base a esa experiencia, creo que el llamado es a que las oportunidades ya no dependan de la voluntad de las personas que lideran las organizaciones, sino más bien a que la igualdad de oportunidades se transforme en un estándar que todas las empresas debieran asegurar”, expresa Rosa Soto.

¿Qué barreras ha tenido que sortear durante su carrera?

En mis 10 años de trayectoria profesional he intencionado y apostado por estar en espacios donde se me valore por mi desempeño, independiente de mi género. Creo que un trato igualitario entre hombres y mujeres debe ser el estándar. La forma en que he enfrentado mi desarrollo profesional me ha permitido esquivar esas barreras sin tener que haberlas experimentado del todo.

¿Qué medidas cree que debería desarrollar el mundo privado para avanzar en equidad de género?

La lista es larga. Debemos avanzar en un compromiso efectivo del sector privado hacia la equidad de género, que se traduzca en buenas prácticas empresariales que promuevan la igualdad entre mujeres y hombres en todas las áreas de gestión, crear oportunidades de desarrollo para las mujeres dentro de las empresas mediante programas de formación, capacitación y desarrollo profesional continuos, acabar con la brecha salarial por género, promover la conciliación laboral, ser partícipes de campañas que impulsen la presencia femenina activa en la toma de decisión de asuntos de interés mundial, y fomentar la participación de mujeres en áreas que históricamente se han estereotipado como espacios masculinos.

¿Qué realiza Acciona en este ámbito?

Con el objetivo de eliminar el gap retributivo, la compañía redefinió su metodología de análisis salarial, basada en las mejores prácticas internacionales. Además, se ha implementado el programa de mujeres de Alto Potencial, dirigido a ejecutivas con una clara proyección de carrera en la compañía buscando promover la visibilidad del liderazgo femenino en materias como la sostenibilidad y la mitigación del cambio climático. Además desde 2018 participamos activamente del programa “Energía +Mujer” del Ministerio de Energía, con el compromiso de sumarnos junto a otras empresas del sector al Plan de acción público-privado, entre otras iniciativas.

¿Qué mensaje le daría a los hombres del sector?

Definitivamente el llamado es a ¡No ser cómplices!, sino todo lo contrario, pues los hombres deben ser parte activa de esta transformación que se está gestando, porque nosotras, ellos y la sociedad en su conjunto se verá beneficiada si alcanzamos formas más igualitarias de relacionarnos entre hombres y mujeres. Les hago el llamado a interiorizarse sobre las nuevas masculinidades y a ser conscientes de que ellos también se han visto afectados por los estereotipos que venimos arrastrando como sociedad en estas materias.

¿Quisieras agregar algún mensaje para las mujeres que quisieran avanzar en sus carreras?

El mensaje es que no hagamos caso a las frases y estereotipos que nos intentan convencer que nuestro talento vale menos y a reconocernos como socias para el crecimiento y desarrollo de las naciones.