*Por Daniela Maldonado, editora de Revista ELECTRICIDAD.

En el marco de la Agenda de Energía y Género 2018 elaborada por el ministerio de Energía, diversas instituciones y gremios, entre ellos Revista ELECTRICIDAD, se comprometieron a trabajar en temáticas de género.

Es así que, cada mes, se distinguirá en esta sección a una profesional del sector que abordará, desde su visión y experiencia, esta materia.

La primera mujer destacada es Pilar Bravo, abogada de la Universidad de Concepción que cuenta con 30 años de experiencia profesional, trabajando los últimos 20 exclusivamente en el sector energía.

Pilar Bravo fue jefa del área Jurídica de la Comisión Nacional de Energía, además de desempeñarse como abogada senior en el área Regulación y Energía del Estudio Urrutia y Cía. Abogados. Actualmente es miembro del Consejo Directivo del Coordinador Eléctrico Nacional, presidenta del Comité de Gestión, Riesgo y Auditoría, y vicepresidenta del Comité de Planificación y Acceso Abierto.

[VEA TAMBIÉN: Ministerio de Energía presentará segunda versión de la Agenda de Energía y Género]

¿A qué desafíos como mujer se ha enfrentado en su vida profesional?

A varios y han ido cambiando. Al principio enfrentaba reuniones, seminarios, viajes de trabajo en abrumante minoría. Los hombres se conocían, tenían sus redes y un accionar común. La presencia femenina ha aumentado en el sector, pero casi automáticamente aparecen nuevos desafíos: igualdad de oportunidades frente a los temas a tratar, remuneración, tiempo para capacitarse o hacer estudios de postgrado, y asumir más responsabilidades.

¿Se ha sentido en desventaja por ser mujer para lograr puestos de trabajo?

Siento que he tenido que dar más explicaciones, más pruebas de eficiencia, de coordinación y siempre una especie de examen de conocimientos o de manejo de los temas o situaciones.

¿Qué opina de la Agenda de Energía y Género lanzada por el Gobierno?

Destaco su diseño muy estructurado, práctico y aterrizado. De verdad felicito las acciones y los cuatro ejes definidos el 2017 y el trabajo público/privado para 2018. He visto una participación entusiasta de los gremios, empresas e instituciones. El Coordinador se suma a la iniciativa y como parte de tener una institucionalidad moderna y sólida este tema tiene que estar presente. Este es un sector de gran desarrollo, cambios tecnológicos, ingreso de nuevos actores, internacionalización creciente, e iniciativas como estas van en la tendencia del desarrollo económico integral que ya se ha dado en otros países, desde donde vienen algunos de los inversionistas. Muchas empresas internacionales tienen cuotas de género en sus directorios y velan por la equidad de género en sus políticas internas.

¿Cómo cree usted que se debe abordar la brecha de género en el sector?

Lo resumo en tres ejes: las redes y el apoyo; integrar las formas distintas de trabajo, y adherir a medidas concretas, como es la agenda energía y género o las medidas que promueve Naciones Unidas.  Las redes e identidad de grupo son esenciales, han sido el motor que me hizo avanzar, querer este mundo de la energía y querer que sea conocido por más mujeres. Hay que crear espacios de apoyo, no me refiero a incondicionalidades, sino a conocimiento, a saber dónde estamos cada una, qué hacemos, cómo lo hacemos, a oírnos, a intercambiar información. Hay que destacar, además, las distintas formas de trabajo que tenemos. Las mujeres entregamos más información y contexto, no solo acciones para obtener el fin.

En 2017 ganó el premio “Mujer destacada” en energía, ¿con qué cree que se diferenció para ser de las pocas mujeres en obtener altos cargos en el sector?

Lo veo más bien como un reconocimiento a 20 años en el sector. En ese momento señalé que lo más importante fue el ejemplo, guía y apoyo de otras mujeres del sector, con quienes trabajé en mis inicios y ahora el de mis compañeras del Coordinador. También hay compañeros de mis distintos trabajos, generosos, seguros de sus roles y aportando a mi formación. No se trata de diferenciarse. En mi mirada se trata de trabajar en conjunto.

¿Qué otras mujeres destacaría del sector energético?

Me da mucho gusto saber que hay muchas y quisiera nombrarlas a todas y sé que serán más y más. Nombro a algunas: Vivianne Blanlot, María Isabel González (las únicas secretarias ejecutivas de la CNE desde su creación y siguen aportando siempre), Laura Elgueta (encargada de Comunicaciones Internas del Coordinador Eléctrico Nacional), Carolina Zelaya (abogada de la CNE), además de Daniela González, Analía Rojas, Paola Hartung y Claudia Radhman. La ex subsecretaria, Jimena Jara, tuvo un trabajo notable en esta materia.

Ahora tenemos a una ministra, Susana Jiménez, y estamos muy interesados en que le vaya bien, por los desafíos propios del sector naturalmente, pero también por todas quienes trabajamos en el sector energía.