Carola Venegas Bravo es la nueva autoridad en materia energética para la macrozona Maule, Biobío y Araucanía. A pocos días de instalarse en el cargo conversa con ELECTRICIDAD acerca de los desafíos que enfrenta en unas de las carteras identificadas como prioridad para el nuevo Gobierno.

¿Cuál es el sello o énfasis que desea darle a su gestión?

Me gustaría mucho participar en la agenda de energía ya que la macrozona, y en específico la Región del Biobío, tiene la mayor capacidad de generación de energía del país, por lo que es interesante que este posicionamiento lo podamos mantener y decir algo al respecto.

¿Cómo será la relación que tendrá con los industriales de la zona?

Es un foco muy importante porque los proyectos de energía ocurren en un ámbito privado. Me interesa reunirme con todos y tener una visión común de cómo ellos impactan a las personas, pero también cómo podemos entregarle suministro energético seguro.

En 2013 empresas como Cmpc y Huachipato tuvieron problemas en sus operaciones debido a los costos de la energía ¿Cómo hará frente a este problema que viven las empresas de la zona?

Las necesidades energéticas son mayores a medida que el país va creciendo. El escenario de costos de energía en alza es relativamente nuevo. Como todo cambio, esto provoca que las empresas tengan que readecuarse.

En la sociedad se debe generar un consenso de que necesitamos más energía y más desarrollo industrial. Por lo tanto, es necesario que se conozcan los nuevos proyectos energéticos y no se presente una oposición a todos ellos, teniendo en cuenta que son necesarios.

¿Cuál es su visión del sector energético para los próximos años?

Veo dos escenarios, los cuales tienen que ver con un mayor rol del Estado en el diálogo y la participación, ambos elementos que hasta ahora no estaban presentes. A corto plazo, se requiere una planificación participativa y territorial, tal como lo indica el programa de Gobierno de la Presidenta Bachelet. De esta forma será posible tener al largo plazo un escenario con energía segura, sustentable y a precios razonables.