Varios son los frentes en materia de participación femenina que impulsará Colbún este año, como parte de los compromisos de la iniciativa Energía +Mujer, donde la empresa es representada en esta instancia de trabajo por Generadoras de Chile, asociación gremial de la cual es miembro.

Thomas Keller, gerente general de la compañía, destaca a ELECTRICIDAD que los desafíos para el presente año estarán enfocados en Diversidad e Inclusión, específicamente en cuatro grandes áreas:

• Gobernanza y Gestión Estratégica, que buscará crear el Comité de Diversidad e Inclusión junto con diseñar una política relacionada a este tema.
• Cultura Inclusiva, para generar mayor sensibilización sobre los planes de diversidad, como también sobre temáticas de acoso sexual y trato.
• Participación y Liderazgo, a través de la segunda fase del Programa Liderazgo para Mujeres y la alianza con universidades e institutos de Formación técnica.
• Conciliación y Corresponsabilidad, donde se lanzará un programa de Teletrabajo y se fomentará el liderazgo y el ejemplo en corresponsabilidad.

[LEA TAMBIÉN: Enap lidera ranking del Informe de Mujeres en Alta Dirección de empresas 2019]

El ejecutivo señala que los programas que han implementado para aumentar la participación de la mujer en el sector energético han permitido “disminuir las brechas que existen en la actualidad entre hombres y mujeres en la compañía”, razón por la cual enumera las principales acciones que han realizado para aterrizar los compromisos de la mesa de trabajo público-privada que encabeza el Ministerio de Energía.

Es así como el año pasado la empresa de generación eléctrica se propuso aumentar el porcentaje de contrataciones de mujeres en áreas y funciones masculinizadas, en que se esperaba crecer de un 14%, en 2018, a 22% en 2019, cifra que se superó levemente, llegando a 22,45% de contratación en áreas y cargos masculinizados a fines de 2019.

El otro objetivo fue gestionar la brecha salarial de género y aumentar la presencia de mujeres en cargos de liderazgo, materia en la cual la empresa mantuvo y, en algunos casos, disminuyó en algunos casos la brecha que, en 2018, fue de -0,4%.

Los resultados para incrementar la presencia de mujeres en cargos de liderazgo (gerentes, subgerentes, jefes o supervisores) también fueron positivos, pues se buscó pasar de un 14% en 2018 a por lo menos un 16% en 2019, cifra que en concreto llegó a 17% a diciembre del año pasado.

Keller sostiene que el avance de estos planes es fundamental para la empresa, ya que “la incorporación de mujeres al mundo del trabajo y en la alta dirección de las empresas, no es solo un imperativo moral, técnico o ético, sino también, una excelente oportunidad de negocios, porque claramente se convierte en una fuente de competitividad muy importante”.

Junto a esto, la gerenta de Organización y Personas de la empresa, Paula Martínez, destaca la importancia de estas medidas en las que avanza Colbún y afirmó que “si queremos ser una empresa conectada con la sociedad, debemos tender a ser un buen reflejo de ella por lo que gestionar la diversidad de nuestros equipos y promover la inclusión es una prioridad”.

De igual manera, junto con gestionar estas metas específicas, durante el 2019 Colbún se enfocó en distintas iniciativas para relevar la importancia de la equidad de género: en abril pasado organizó, en conjunto con IPG, el Seminario “Mujeres en Directorios: Hablan sus protagonistas”, implementó el Lenguaje Inclusivo en sus avisos de puestos de trabajo interna y externamente, ejecutó la primera fase del Programa Liderazgo Mujer con 20 mujeres de distintas áreas de la compañía, firmó el Compromiso con el Plan Energía + Mujer, del Ministerio de Energía, y adhirió al Club del 30%, iniciativa que busca relevar presencia de mujeres en directorios de empresas, entre otros.