Hace 13 años que Karla Zapata reside en Chile. De nacionalidad peruana, la ingeniera civil Industrial y de Sistemas está actualmente a la cabeza de Enel X Chile, la nueva marca del grupo italiano que agrupa todos los servicios y soluciones que no tiene relación con la distribución eléctrica como la electromovilidad y los paneles solares fotovoltaicos.

Con maestría en Gestión de Empresas de la Universidad Getulio Vargas de Brasil, Karla trabaja en el Grupo Enel hace 23 años, residiendo en varios países de Latinoamérica tales como Perú, Colombia, Brasil y Chile. “De Perú, un país bastante machista, llegué a trabajar a Colombia, donde quedé gratamente sorprendida con la cantidad de mujeres y la apertura hacia su inserción en todos los ámbitos; en el caso de Brasil la participación de las mujeres se da más en los mandos medios y en Chile, ha ido cambiando mucho en el último tiempo, en algún momento éramos solo dos mujeres en la plana ejecutiva y hoy somos cinco de 11 integrantes”.

Karla Zapata se ha desempeñado en el desarrollo de nuevos negocios, la venta de productos y servicios relacionados a la energía, capturando oportunidades de mercado asociadas a la innovación, cambios tecnológicos y la digitalización.

¿Cómo ha sido tu experiencia laboral especialmente en la relación con tus compañeros?

Yo me incorporé a los 22 años a una empresa constituida por 100 hombres y 2 mujeres, y cuando llegué lo primero que pensé es qué hago aquí. No niego que tuve que pasar por momentos desagradables donde el poder masculino parecía ser más fuerte, pero el tiempo me enseñó a reafirmar que mis aportes son igual de valiosos. A los 25 años tuve la posibilidad de ser gerenta de un área y creo que fue por el carácter, porque hablaba fuerte y decía las cosas que tenía que decir y eso es algo en lo que todavía tenemos que trabajar.

¿Cómo crees que se debería avanzar de manera concreta en las compañías para aumentar la cantidad de mujeres, especialmente en altos cargos?

Lo primero es la convicción de todos los líderes y ahí todavía hay que apretar algunas tuercas. Por otra parte las mujeres, a veces, necesitamos salir de la zona de confort y darnos la oportunidad de postular a ciertos cargos, sin pensar que existen puestos creados solo para hombres. Nosotros tenemos jefas de obra, por ejemplo, y en la selección de personal nos preocupamos de que las ternas tengan por lo menos una mujer.

[VEA TAMBIÉN: Rosa Serrano: “Es fundamental que las propias mujeres contratemos a otras mujeres”]

¿Cómo observas la participación de la mujer en electromovilidad, considerando que el mundo tuerca ha estado más ligado a lo masculino?

Esta es un área curiosa, ves una gran cantidad de mujeres al frente hablando de autos eléctricos, incluidas las ministras de Energía, Transporte y Medio Ambiente y también algunas CEO de empresas relacionadas. A mí me apasiona la electromovilidad no solamente por el fierro que hay detrás, sino que por el nivel de contribución que efectivamente hacemos al entorno, a la ciudad y al planeta. En este ámbito, siento que no solo trabajo para la empresa sino que realmente estoy aportando a las personas, y eso me ha llenado mucho.

¿Cómo crees que pueden aportar las mujeres en la transición energética que vive actualmente el sector?

Las tecnologías van a llegar, pero hay que ver cómo las implemento y para qué las utilizo, y ahí las mujeres pueden ganarse espacios porque tenemos una capacidad creativa bastante importante. Las mujeres tenemos también fortalezas en contar una historia y ese aspecto es clave en materia de innovación porque si tú quieres que otros se suban hay que narrar no solo lo que tiene relación con el negocio o el dinero, sino que hay que relatar qué hay detrás.

Recuadro

  • En Enel Chile el 40% del Comité Ejecutivo está conformado por mujeres
  • Las gerencias de Recursos Humanos, Sostenibilidad, Enel X, Servicios y Regulación están encabezadas por mujeres.
  • De acuerdo al último diagnóstico de las barreras y brechas de género del Ministerio de Energía, las mujeres ocupan el 18% del total de cargos gerenciales.