El proyecto de ley de flexibilidad en el sistema eléctrico local, que el Ministerio de Energía debe ingresar este año en el Congreso, es un tema prioritario para el Consejo Geotérmico, donde esperan que se “valoren” los atributos de las “energías renovables de base”, entre las cuales está la geotermia, afirma Jerónimo Carcelén, presidente de la asociación.

El ejecutivo plantea que otro tema que sigue de cerca el Consejo es el proceso de descarbonización de la matriz, pues considera que esto abre más oportunidades a la generación geotérmica, por lo que afirma que estos son temas que pretenden promover con el acuerdo que establecieron con Apemec y la Asociación de Concentración Solar de Potencia, para destacar los atributos de la “energía renovable de base”.

Acuerdo

¿Cuáles son los alcances del acuerdo que realizaron con Apemec y la Asociación de Concentración Solar de Potencia?

Lo primero es el compromiso que tienen estas organizaciones por la incorporación de las energías renovables en la matriz nacional, como una opción común, para avanzar hacia mayores niveles de sustentabilidad y diversificación, con el fin de que haya espacio para todas las tecnologías, lo cual valoramos mucho y por eso trataremos este tema en el Foro Apemec 2019, pues es un activo relevante desde el punto de vista de la discusión pública.

¿En qué otros puntos coincide la visión del Consejo Geotérmico con estas asociaciones?

Tenemos visiones comunes en cuanto a los atributos que tienen las energías renovables de base, especialmente en el contexto de transición energética que se vive hoy, donde se encuentra el proceso de descarbonización de la matriz, además de la necesidad de avanzar hacia mayores niveles de flexibilidad en el sistema eléctrico local, en que el Ministerio de Energía ha anunciado un proyecto de ley, por lo que esperamos que aquí se valoren los atributos propios de las energías renovables de base. Este es el ánimo común que tenemos con Apemec y con ACSP.

¿Cuáles son los principales temas que planteará el Consejo Geotérmico durante este año?

Vemos dos hitos relevantes en la discusión pública. Por un lado es el proceso que se debiera iniciar cuando se conozcan los resultados de la mesa de descarbonización, porque como efecto concreto va a venir un requerimiento del sistema eléctrico para contar con energías de base sustentable que reemplacen al carbón, por lo que creemos que ese es un espacio óptimo para la geotermia, ya que es una energía continua, con un alto factor de planta, con casi cero emisiones.

 ¿Cuál es el otro tema?

Nos interesa avanzar en flexibilidad y seguridad del sistema eléctrico, a partir de lo anunciado por el propio gobierno, por lo que estamos a la espera de ver cómo viene este proyecto de ley, además de que los requerimientos de flexibilidad puedan ser vistos en las próximas bases de licitación de suministro eléctrico que debe ver la Comisión Nacional de Energía. Otro hito importante es el compromiso de Chile para organizar la COP 25, pues creemos que eso va a posicionar al país como un líder en la meta de reducir emisiones, siendo una oportunidad para darle relevancia a energías renovables de base, como la geotermia.

Proyectos

El gobierno también anunció el envío de un proyecto que modifica la Ley de Geotermia, ¿qué le parece esta iniciativa?

Los anuncios se refieren a permitir que se desarrollen proyectos de baja entalpía, que no están orientados a la generación eléctrica, como lo hace la alta entalpía. Lo que se busca aquí es abrir oportunidades para el desarrollo de proyectos de menor escala, lo que vemos como algo positivo porque permite difundir los beneficios de la geotermia, tanto para la alta entalpía como para otros proyectos de baja entalpía, que pueden ser negocios en cascada de la generación eléctrica, como ocurre en otros países.

El Consejo Geotérmico participará activamente en la discusión pública a partir del proyecto de ley recientemente propuesto por la autoridad. En principio no vemos ningún problema en un sistema que regule los derechos para proyectos de baja entalpía, aunque nos preocuparemos de que se resguarden los temas de seguridad, para no afectar el desarrollo de proyectos de alta entalpía. Otro punto relevante de la propuesta es la institucionalidad requerida para contar con una adecuada fiscalización en el desarrollo, construcción y cierre de los proyectos geotérmicos.

¿En qué está la iniciativa que desarrollan con el Banco Interamericano de Desarrollo?

Lo que hay con el BID es un fondo de mitigación de riesgos, que es una herramienta valiosa que permite que las compañías puedan desarrollar o invertir en etapas de exploración más avanzadas, que incluyen perforaciones. Si el resultado de esa exploración es negativo, y no se puede delinear un reservorio de energía geotérmica, los fondos del BID permiten que no se le cobre a la empresa por esas inversiones, pero si las exploraciones son positivas, el fondo entrega un crédito que la compañía le paga a este banco. Actualmente son las empresas las que analizan este tema con el BID, y estimamos que este año deberíamos tener noticias de quiénes van a poder ejecutar ese programa con el banco internacional.