*Por Daniela Maldonado, editora de Revista ELECTRICIDAD.

Desde abril de 2018 Carolina Zelaya Ríos es la secretaria ejecutiva subrogante de la Comisión Nacional de Energía. La abogada de la Universidad de Concepción y Magíster en Derecho LLM (máster en leyes) de la Pontificia Universidad Católica de Chile cuenta con una vasta experiencia laboral y dominio en materias jurídicas del sector energía, desempeñándose desde hace 13 años en la Comisión Nacional de Energía (CNE). Especializada en las áreas de Derecho Administrativo y Regulación, Carolina cuenta con una trayectoria profesional de 25 años de experiencia en el sector público, 16 de ellos en gestión directiva.

“Yo vengo de una familia donde el matriarcado predominó. Mi abuela, una mujer muy progresista para su época, profesora normalista, que me enseñó a leer y escribir, me transmitió desde niña la importancia de ser independiente como mujer, para poder tener siempre libertad para elegir y decidir sobre mi vida”, detalla Carolina, quien participó recientemente en la XXII Reunión Anual de la Asociación Iberoamericana de Entidades Reguladoras de la Energía (Ariae), efectuada en Brasilia (Brasil), donde la autoridad realizó presentaciones sobre las licitaciones eléctricas en Chile y sobre benchmarking regulatorio y de desempeño de los mercados de gas.

¿A qué desafíos como mujer se ha enfrentado en su vida profesional?
He enfrentado muchos desafíos en mi vida, los que sin duda me han enriquecido como persona en los distintos ámbitos en que me he desarrollado. Debo reconocer que no me he sentido discriminada de forma alguna por el hecho de ser mujer. He tenido el privilegio de contar con una muy grata experiencia con mis compañeros de universidad, y en el ámbito laboral, muy por el contrario, mis colegas y jefaturas me han tratado siempre con mucho respeto.

Un reto importante fue asumir la jefatura de la División de Administración y Finanzas del Ministerio de Educación en el año 2000, cuando ninguna mujer la había asumido con anterioridad y posteriormente tomar la decisión de cambiar absolutamente de giro, incorporándome a la Comisión Nacional de Energía.

Pilar Bravo, miembro del Consejo Directivo del Coordinador Eléctrico Nacional, dijo en esta sección que a ella le ha tocado dar más pruebas de eficiencia por ser mujer ¿Comparte esa aseveración?
Comparto lo dicho por Pilar. Vivimos en una sociedad llena de estereotipos, donde hasta hace unos años la mujer solo estaba a cargo de las labores del hogar, de ahí que con el ingreso de esta al mundo laboral hemos debido demostrar cualidades como la eficiencia, la meticulosidad en su quehacer, y confianza en nosotras mismas, lo que muchas veces se confunde con dureza o intensidad. Siento que las mujeres somos claras y más directas en decir las cosas que los hombres, no nos andamos con tantos rodeos, ya que estamos acostumbradas a ser más eficientes con nuestros tiempos. Esto porque, históricamente, en mi opinión, el tiempo de las mujeres es finito y el del hombre absolutamente infinito. Nuestros espacios siempre tienen tiempos acotados, tiempo para trabajar, tiempo para el hogar, los hijos, la familia, etc. Sin embargo, siento que esto ha ido cambiando con el tiempo y los hombres han ido tomando conciencia de que debemos compartir más ambos mundos, el laboral y el familiar. Me gusta ver a las nuevas generaciones donde el concepto de “compartir” por sobre el de “ayudar” en las tareas del hogar y en la educación de los niños se hace cada vez más habitual.

[VEA TAMBIÉN: Pilar Bravo: “Las redes e identidad de grupo son esenciales para abordar las brechas de género”]

¿Está a favor o en contra de las cuotas de género para aumentar la incorporación de la mujer, especialmente en cargos altos?
Creo que los cambios no se dan solos y por ello debemos establecer espacios de participación de la mujer en el mundo laboral, ya que temas tan arraigados social y culturalmente como este, debemos tratarlos en forma integral. Ello, debe empezar por la educación tanto formal como informal y la entrega de valores en el seno de la familia. No me gustan las cuotas, pero creo que son necesarias hasta que la inclusión se convierta en algo habitual.

¿Cómo cree usted que se debe abordar la brecha de género en el sector y en la CNE en particular?
La Agenda de Energía y Género establecida por el Ministerio de Energía constituye una herramienta para abordar esta temática en el sector, en la que la Comisión Nacional de Energía cree y por tanto adhiere. Queremos y debemos trabajar con los distintos actores del sector y estamos en la mejor disposición para ello.

Recuadro 
Participación femenina en el sector público
Las encuestas realizadas en el marco de la Agenda de Energía y Género lanzada en marzo por el Ministerio de Energía, muestran que en 2018 la mayor parte de los integrantes de las instituciones públicas vinculadas al sector energético son hombres:

  • A nivel país el 74% de los cargos de alta dirección está ocupado por hombres, mientras que el 26% por mujeres.
  • En cargos regionales las jefaturas la componen 84,4% hombres y 15,6% mujeres.
  • Los funcionarios públicos de las entidades relacionadas (excluyendo altos cargos) están compuestos en un 66% por hombres y en un 34% por mujeres.