*Por Daniela Maldonado, editora de Revista ELECTRICIDAD.

La ingeniera civil industrial asegura que la diversidad de opiniones y perspectivas crea valor agregado a las organizaciones. La forma de avanzar en la inclusión, explica, está en la definición de políticas de diversidad de género que aseguren la igualdad en las condiciones laborales.

Con 37 años, Carolina Valderrama es la directora de Energía y Combustible en la Gerencia de Suministros Estratégicos de Codelco. Titulada de ingeniería civil industrial de la Universidad de Chile, la ejecutiva gestiona procesos de licitación, negociación y renegociación de contratos, para asegurar el suministro de electricidad y combustible a las operaciones de Codelco. Adicionalmente, lidera estudios y análisis económicos de los cambios regulatorios del sector eléctrico, con el objetivo de determinar hacia dónde van las tendencias en este ámbito y ver qué impacto tendrían en las condiciones contractuales de la cuprífera.

En estos sectores productivos, como la minería y la energía, indudablemente existe una mayor presencia masculina, que ha sido histórica, explica Carolina, sin embargo, ambos rubros tienen tremendos desafíos laborales que brindan espacio para que tanto hombres y mujeres puedan desarrollarse y aportar de igual manera a las organizaciones, y “eso incluye derribar esta cultura mayoritariamente masculina”.

¿Cuál ha sido su experiencia en las relaciones con sus compañeros?
Ha sido una muy buena experiencia, llena de aprendizajes y esfuerzo. Es cierto que en el proceso ha habido momentos que no han sido fáciles, pero durante todo mi desarrollo profesional he tratado de hacer mi trabajo de la mejor forma y con respeto a los demás. Es posible que a veces haya tenido cierta resistencia de algunas áreas por el hecho de ser joven y mujer, pero estas resistencias se han diluido cuando he demostrado mis capacidades profesionales.

Según su visión, ¿cómo se debería avanzar en la mayor inclusión de la mujer en el mundo minero y energético y en Codelco en particular?
La forma de avanzar en la inclusión es definir políticas de diversidad de género que aseguren la igualdad en las condiciones laborales de todos los trabajadores y trabajadoras de estos sectores. En este sentido, Codelco ha avanzado bastante en el tema. De hecho, durante 2016 se definió una política de diversidad de género como parte de los lineamientos corporativos.

Para continuar en este avance, las empresas de estos sectores se deben desafiar y establecer mayores porcentajes de participación femenina en su dotación y en los cargos directivos de sus organizaciones. Para mí, lo más importante es tener la convicción de que tanto hombres como mujeres generan valor para las empresas.

[VEA TAMBIÉN: Loreto Silva: “Las mujeres nos autoboicoteamos para no lograr mejores puestos de trabajo”]

En su opinión, ¿cómo se logra una mejor complementariedad entre mujeres y hombres?
Aceptando que hombres y mujeres somos diferentes y que nuestro aporte en el desarrollo y éxito de las compañías son igualmente relevantes, y que la diversidad de opiniones y perspectivas crea valor agregado a las organizaciones.

¿Cuáles han sido sus mayores desafíos trabajando en un mundo donde predominan los hombres y qué consejo le daría a otras mujeres que estén interesadas en estos ámbitos laborales?
Lo más desafiante en el ámbito laboral es hacer frente a los paradigmas de que hay materias que son más de hombres y otras de mujeres. Derribar el pensamiento o el estereotipo de que las mujeres debemos demostrar nuestras capacidades profesionales y de liderazgo, lo que implica en algunos casos que tengamos que hacer un mayor esfuerzo.

Mi consejo para las mujeres que quieren trabajar en la minería sería que tengan seguridad en sus capacidades, porque nosotras efectivamente entregamos valor a las organizaciones y somos capaces de desarrollar funciones de alto nivel de exigencia. Las mujeres no debemos enfocarnos en demostrar que somos igual de competentes que los hombres, sino que debemos simplemente hacer nuestro trabajo de la mejor forma, con el más alto aporte, como lo haría cualquier líder de una organización.

Cifras

Desde marzo de 2016, Codelco asumió el compromiso de incorporar la diversidad de género como parte del Convenio de Desempeño Único. Sus indicadores son los siguientes:

  • Cuenta con una dotación propia femenina de 9,7% a abril de 2018.
  • Tiene una participación femenina de 22% en los directorios de filiales y coligadas.
  • Un 17% del total de contrataciones de enero a marzo de 2018 corresponden a mujeres.
  • Para 2025 la meta es llegar a 11% de mujeres en la dotación propia, 20% de participación femenina en cargos de toma de decisión y 11% de participación de mujeres en puestos tradicionalmente ocupados por hombres.