Futura línea en corriente continua

Un proyecto de esta envergadura requiere de múltiples definiciones en cuanto a su factibilidad técnica, operacional y económico-comercial: estas deberán ser decididas por parte del sector privado, por lo que es importante contar con un conocimiento previo.

La Comisión Nacional de Energía (CNE) destacó recientemente que el proyecto para construir una nueva línea de transmisión HVDC (en corriente continua) no recibió cuestionamientos a su propuesta de ejecución, que está dentro del Plan de Expansión de la Transmisión 2018. De esta forma, se abre una nueva opción tecnológica en el sistema eléctrico que debe ser desarrollada.

Esta iniciativa, que fue incluida por la CNE para el futuro desarrollo del sistema de transmisión nacional, contempla: 1.500 kilómetros de longitud desde la subestación Kimal, en la Región de Antofagasta, hasta la subestación Lo Aguirre, en la Región Metropolitana. Considera una capacidad de al menos 2.000 MW y una inversión estimada de US$1.176 millones.

La relevancia de este proyecto ha sido expuesta por el secretario ejecutivo de la CNE, José Venegas, pues permitirá aprovechar el alto potencial de energías renovables, especialmente solar y eólica, entre el norte y centro del territorio.

Esto último plantea varios desafíos para el fortalecimiento de la transmisión dentro de los próximos años si se tiene en cuenta que la interconexión nacional que une al sistema, en el futuro tendría copada su capacidad para recibir la energía de nuevos proyectos de generación.

En este contexto, hay que tener presente cómo evoluciona la esperada línea Cardones-Polpaico que construye Interchile entre las regiones de Atacama y Metropolitana, una vez que se materialice.

Otro factor a considerar es el avance de la descarbonización, puesto que un eventual retiro de las unidades generadoras que usan carbón también supondrá la realización de nuevas obras de transmisión entre el norte y centro sur de Chile, dado el potencial de las Energías Renovables No Convencionales que se podrían instalar en esa zona.

Un proyecto de esta envergadura requiere de múltiples definiciones en cuanto a su factibilidad técnica, operacional y económico-comercial: estas deberán ser decididas por parte del sector privado, por lo que es clave contar con un conocimiento previo en torno a esta tecnología de transmisión.

Se vislumbra un futuro para la línea de transmisión en corriente continua, sin embargo, resulta fundamental esperar a que maduren los consensos en torno a este proyecto, como lo han sostenidos algunos especialistas de la industria eléctrica, dado que una inversión de esta magnitud debe ser analizada con la mayor rigurosidad.