Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar

Consolidación y nuevos desafíos para las ERNC en Chile

La consolidación que muestra esta industria en su potencia instalada en el país abre nuevos retos para su crecimiento, entre los cuales están la implementación regulatoria de la Ley de Transmisión junto con abordar el futuro que viene con la generación distribuida, el almacenamiento a gran escala y domiciliario y la electromovilidad.

El constante aumento de la participación de energías renovables no convencionales (ERNC) en la matriz energética chilena está planteando nuevos desafíos para el sector, de la mano de las nuevas tecnologías que debutan en la generación eléctrica, las cuales también suponen inversión en nuevos sistemas de control para la adecuada operación del sistema eléctrico.

Nuestro país fue puesto como foco de atención en la discusión internacional sobre ERNC, cuando el ex vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, señaló que Chile es un inspirador en este tema, al ser la nación que más ha crecido en la incorporación de energía solar, pasando de 11 MW instalados en 2013 a 850 en 2015, cifra que actualmente se alista a ser duplicada, puesto que actualmente esta tecnología, a julio de este año tiene 1.748 MW en operaciones, mientras que en construcción hay otros 467 MW, según los datos de la Comisión Nacional de Energía (CNE).

Las demás tecnologías renovables también siguen su aumento en la matriz, como la eólica que ya tiene 1.305 MW en operaciones y otros 196 MW en construcción, además de la biomasa con un total de 459 MW en operaciones y la mini hidro, con 387 MW en operaciones y 85 MW en construcción. Con esto Chile actualmente cuenta con 3.899 MW en operaciones.

Considerando esta tendencia, en la Asociación Chilena de Energías Renovables (Acera A.G.) se estima que a fines del presente año se llegará a cerca de 5.000 MW de potencia instalada, equivalente a más de 20% de la capacidad total de la matriz, por lo que en el gremio sostienen que estos números reflejan la consolidación del sector, aunque aún quedan algunas incertidumbres regulatorias a despejar, especialmente con los reglamentos pendientes de la Ley de Transmisión, como el de servicios complementarios, que abrirá un nuevo desafío operacional y comercial para la industria energética nacional.

La mayor inserción de estas energías en la operación del sistema eléctrico sigue siendo un desafío, toda vez que, si bien Chile lidera la incorporación de estas tecnologías, solamente es superado por Uruguay en este tema, pues en ese país la generación eólica ha generado hasta el 46% de electricidad.

Otro tema relacionado con esta expansión de las energías renovables es su aterrizaje a nivel de los clientes regulados, como pequeñas empresas, comercio y hogares, puesto que la electrificación de la matriz energética está dando pasos exponenciales, donde los conceptos de generación distribuida, almacenamiento energético domiciliario y electromovilidad están cobrando mayor conocimiento en la ciudadanía, lo que hace necesario encontrar un marco regulatorio que permita su desarrollo a mayor escala.

El financiamiento de estas tecnologías ya no solo apunta a sus proyectos de generación, sino que a los que deberán integrarse a las redes de distribución, con sus respectivos desafíos para la operación del sistema eléctrico, lo que marcará la segunda fase de desarrollo de las energías renovables no convencionales en Chile.
El Coordinador Eléctrico Nacional por su parte está incorporando nuevas tecnologías para la gestión de la operación de ERNC, como sistemas de pronósticos para la generación solar y eólica, además de haber iniciado capacitaciones en el exterior para sus profesionales.

Estos aspectos y otros temas afines serán abordados en los módulos de discusión de la I Feria y Conferencia de las Energías Renovables, ExpoERNC 2017, que realizarán Acera A.G. y Technopress, una empresa del Grupo Editec, en el Hotel W de Santiago, del 24 al 26 de octubre próximo, donde se analizará la consolidación de estas tecnologías y los retos que esperan al país.