Mundo

Revisa los megaproyectos que cambiarán el panorama energético de América del Sur

Brasil tiene una fortuna en petróleo escondido bajo el lecho submarino y está terminando de construir la tercera hidroeléctrica más grande del mundo, para no ensuciar su matriz energética. Argentina “se ganó la lotería” al encontrar reservas de esquisto en Neuquén; mientras que Perú está llevando su gas natural al sur del país para abaratar las cuentas de sus ciudadanos, y Colombia apuesta a que su petróleo puede venderse en los mercados asiáticos una vez que lo lleve hasta un puerto del Pacífico.