(La Tercera-Pulso) La industria energética también está viviendo cambios por el coronavirus. Según cifras del

Coordinador Eléctrico, la demanda por electricidad entre el lunes 16 y jueves 12 de marzo fue 3,8% menor que la de la semana anterior. Esto, ya que diversas industrias tuvieron que paralizar u operar al mínimo por las medidas que ha implementado la autoridad.

Además, la demanda máxima comparando los mismos periodos fue 5% menor, lo que también es producto del coronavirus.

El escenario que se prevé para las próximas semanas es que la demanda siga disminuyendo. El académico y director de la consultora Systep, Hugh Rudnick, aseguró que “con la gente con más teletrabajo, la demanda debiera de todas maneras reducirse, más si la industria también reduce su consumo”. La reducción de demanda no lo ve como
algo negativo, sino que como un reflejo de una condición transitoria del sistema y que debiera revertirse a futuro.

El director de Valgesta, Ramón Galaz, dijo que también espera que en las próximas semanas se acentúe la baja en la demanda eléctrica. En tanto, el secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía (CNE), José Venegas, sostuvo que “la baja de la actividad tendrá un impacto en la demanda. Hay que ir monitoreando la situación”.

[LEA TAMBIÉN: Coronavirus: Coordinador Eléctrico Nacional refuerza medidas para continuidad operacional]

En relación a los costos marginales –costo de la energía entre generadoras-, no se ha observado una baja relevante, aseguraron desde el Coordinador Eléctrico. Sin embargo, los expertos prevén que esta comenzará a tener un efecto en los próximos días.

Al respecto, Galaz señaló que obviamente los costos marginales bajarán en comparación a las últimas semanas, dada la presión que hace la demanda sobre la generación. Agregó que “la baja de demanda no es positiva, pues se recaudará menos dinero (las generadoras). La variación de los costos marginales afecta de manera distinta a cada generador”.

En esa misma línea, Rudnick indicó que “los ingresos de las empresas eléctricas, particularmente generadoras, se reducirán”. “La baja de los costos marginales es por efecto de tener energía más barata disponible”, indicó.