Acciona cerró 2019 con un beneficio neto de €352 millones (+7,2%). Excluyendo operaciones corporativas cerradas en 2018, el beneficio creció un +60,3%.

De acuerdo con la compañía, “los resultados reflejan una creciente eficiencia operativa de la compañía y un sólido crecimiento de los márgenes de negocio, dentro de una estrategia orientada a la provisión de soluciones sostenibles para clientes. Al cierre del ejercicio, el 93% de las inversiones y el 83% del resultado bruto de explotación (EBITDA) de la compañía cualificaban como actividades “bajas en carbono”, según la nueva taxonomía de actividades empresariales que está desarrollando la Unión Europea (UE)”.

En tanto, la facturación durante el año fue de €7.191 millones (-4,2%) y la compañía mejoró sensiblemente su margen bruto de explotación (18,9%, +2,3pp). El EBITDA ascendió a €1.357 millones (+9,0%).

Durante el ejercicio, Acciona incrementó su inversión hasta los €1.241 millones. Energía fue el negocio que realizó mayores inversiones, dedicando €509 millones a la nueva capacidad renovable. Se instalaron 471MW nuevos en 2019 y 835MW adicionales están en construcción, principalmente en México, EEUU, Australia, Chile y Ucrania.

Áreas de energía

 Energía facturó €1.997 millones (-9,5%) durante el año. La cifra refleja una reducción en la producción hidráulica en España por menores lluvias y la venta de las termosolares en 2018. Sin embargo, el Ebitda ascendió a €845 millones (+13,7%) gracias a la contribución de nuevos activos de generación.

En los últimos doce meses la capacidad instalada aumentó en 469MW con nuevos parques en EEUU (145MW), Chile (251MW) y Ucrania (76MW). En España venció la concesión de una pequeña instalación hidráulica (3MW).

Al cierre del año, Acciona contaba con 10.117MW instalados, el 56% en España y el 44% en mercados internacionales, con una producción anual total de 22.991GWh. La compañía cuenta con una cartera potencial de nuevos proyectos de más de 13.000MW.