La iniciativa público-privada “Energía+Mujer”, que busca promover la inserción progresiva de la mujer en la industria energética nacional realizó la primera reunión del año. En la oportunidad, se hizo una revisión de las principales actividades que se han realizado en torno a esta instancia, para posteriormente revisar los pasos y los principales desafíos que aún persisten en equidad de género y diversidad.

La Comisión Nacional de Energía es parte de esta instancia en la que participan representantes de empresas, gremios y servicios públicos desde junio de 2018.

Cabe recordar que en este marco se realizó un estudio de diagnóstico de la situación de la inserción de la mujer en el sector energético, de manera de disponer de datos actualizados sobre las brechas existentes y orientar acciones sectoriales específicas. Dentro de los resultados se evidenció que la participación femenina en el sector energético alcanza sólo un 23%, mientras que la presencia de mujeres en altos cargos de la industria es de 18% para gerencias y 17% para subgerencias. La brecha salarial con los trabajadores hombres supera el 24%.

A partir de esos resultados, la industria, de manera colaborativa, y luego de ocho meses de trabajo, formuló un plan para abordar esta situación, el que fue validado en julio de 2019, en la “Jornada colaborativa para la revisión del Programa Energía+Mujer”.

En noviembre pasado, 52 actores del sector, incluida la CNE, firmaron compromisos plasmados en planes de acción concretos.

Algunos de los compromisos adquiridos apuntan a que cada empresa e institución diseñe e implemente estrategias de diversidad e inclusión, fomente los liderazgos femeninos, promueva medidas de conciliación de la vida familiar y laboral, e incentive buenas prácticas y conductas éticas.