Aproximadamente 45.000 toneladas de sales provenientes del desierto de Atacama empezaron a ser fundidas en el proyecto Cerro Dominador, primera planta termosolar de Latinoamérica.

Las sales provenientes de la minera SQM tienen la capacidad de, al ser usadas en el sistema de almacenamiento, conservar la energía captada en el día por la planta y mantenerla para proveer electricidad en todo horario, permitiendo a la planta alta flexibilidad.

Estas sales se funden y se mantienen a altísimas temperaturas: 540 grados Celsius en el caso de los tanques calientes y 290 en el caso del tanque de sales frías.

[LEA TAMBIÉN:Centrales de generación en construcción suman inversión cercana a US$10.000 millones]

Tanto Cerro Dominador como SQM creen que Chile puede ser potencia en esta tecnología llegando a ser clave en la transición energética del país.

“Sin duda es un trabajo en equipo muy potente, porque además tenemos la ventaja de ser vecinos, es decir el sol y las sales en el mismo lugar” dijo Fernando González, CEO de Cerro Dominador.

“SQM es líder en producción de sales solares en el mundo, pero sin duda es muy relevante poder hacerlo en nuestro país y región” explicó José Miguel Berguño, vicepresidente de Operaciones Nitratos Yodo de SQM.