La necesidad de que el Ministerio de Energía realice nueva modificaciones al Reglamento de Generación Distribuida que retiró a fin de enero desde la Contraloría General de la República, parad darle un impulso a las inversiones en este sector, planteó el director ejecutivo de Emoac Consulting Group, Mauricio Olivares.

El especialista sostiene a ELECTRICIDAD que el retiro del reglamento significa «una pausa para el desarrollo» en las inversiones para aumentar el número de conexiones de generación distribuida, especialmente a través de sistemas fotovoltaicos.

«El reglamento permite sentar las bases del mercado del Netbilling y entregar certidumbres los inversionistas de este segmento. El retiro del reglamento de Contraloría es una pausa para el desarrollo de estas inversiones, que deberán estar atentos a un nuevo borrador para efectos de visualizar el marco final por medio del cual la regulación nacional permitirá el desarrollo de este segmento que se prevé cada vez más relevante, debido a la constante baja en el costo en las fuentes de generación renovables (principalmente solar) a baja escala», asevera.

[LEA TAMBIÉN: Ministerio de Energía retiró de Contraloría reglamento de generación distribuida]

«Es de esperar que la autoridad realice las modificaciones que crea pertinente e ingrese nuevamente el reglamento a Contraloría para que con ello el mercado de la generación distribuida tenga las herramientas regulatorias para tomar un nuevo impulso y se desarrolle en conformidad a los recursos que el país posee en generación renovable», agrega Olivares.

Contexto

El ejecutivo destaca los contenidos del reglamento, que se enmarcan en la Ley n°21.118, que modificó la regulación vigente hasta ese momento respecto de la generación distribuida, entre las cuales está el aumento de la potencia máxima a instalar por los usuarios regulados de 100 kW a 300 kW, y la posibilidad de unificar cuentas de clientes que tengan, dentro de una misma empresa distribuidora, diferentes puntos de inyección y consumo.

Olivares recuerda que el cuerpo del borrador del reglamento «contemplaba la definiciones de los tipos de clientes con generadores individuales o conjuntos (más de un punto), los criterios técnicos de conexión, plazos, contratos que norman la relación entre cliente y distribuidor, medición, valorización de las inyecciones y facturación, entre los aspectos más relevantes».