(Emol) El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este jueves con una caída del 2,2%, situándose en US$52,14 el barril luego de que las autoridades sanitarias de Estados Unidos confirmasen el primer caso de contagio local de coronavirus de Wuhan en el país.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros de WTI para entrega en marzo restaron US$1,19 respecto a la sesión previa del miércoles.

Los precios del petróleo WTI volvieron a caer una vez más, como en siete de las últimas ocho sesiones, por el miedo a los efectos del coronavirus en la economía mundial y en la demanda de combustible, que ha disminuido de forma significativa en el continente asiático.

Esta disminución es atribuible a la decisión de China de aislar a millones de ciudadanos de la región de Hubei y a las recomendaciones de países como Estados Unidos, Francia y Reino Unido de no viajar al país asiático salvo que sea estrictamente necesario, lo que ha provocado numerosas cancelaciones de vuelos debido a la baja demanda.

[LEA TAMBIÉN: Venezuela analiza privatizar su industria del petróleo ante desplome económico]

Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado este jueves emergencia internacional ante el rápido aumento de los pacientes afectados por el coronavirus de Wuhan, que ya son más de 8.000 en cerca de una veintena de países y que ha provocado al menos 171 muertes.

De momento, los analistas aseguran que el coronavirus es el principal motor de los mercados petrolíferos en este momento y lo único que podría cambiar su incidencia en los precios es una reunión de emergencia por parte de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para así extender su recorte en la producción.

En este sentido, el ministro de Energía de Argelia, Mohamed Arkab, país que es miembro de la OPEP, señaló que la reunión prevista para marzo podría adelantarse a febrero en vista de los acontecimientos. Asimismo, los altos inventarios estadounidenses también han forzado el precio del crudo texano a la baja.

En este contexto, los contratos futuros de gasolina con vencimiento en marzo restaron tres centavos, hasta US$1,51 el galón, y los de gas natural, con vencimiento el mismo mes, restaron cuatro centavos, hasta los US$1,83 por cada mil pies cúbicos.