(Radio Biobío) El Tribunal Ambiental de Valdivia escuchó los alegatos en la reclamación interpuesta por la Municipalidad de Curacautín en contra de la resolución del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), por el polémico proyecto de la Central Hueñivales.

El servicio había declarado inadmisible la impugnación administrativa de la municipalidad contra el proyecto, pero luego anuló esa decisión y admitió a trámite la solicitud de invalidación.

La anterior está fechada en diciembre de 2019, donde se declaró inadmisible la solicitud de invalidación interpuesta contra la Resolución de Calificación Ambiental del proyecto Central Hidroeléctrica Hueñivales, que la empresa Hueñivales SpA pretende construir en Curacautín.

[LEA TAMBIÉN: Vecinos de Hornopirén acuden a Intendencia para frenar hidroeléctrica]

En dicha resolución, el SEA determinó que el municipio carecía de legitimación activa que le permitiera iniciar el procedimiento administrativo. Sin embargo, en enero de 2020, el mismo SEA anuló dicha parte de la resolución y admitió a trámite la solicitud de invalidación.

En su alegato, el reclamante adujo que la nueva resolución se tomó de forma errática e improvisada y no resultaría procedente cuando la controversia ya ha sido judicializada. El presidente del Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia, ministro Iván Hunter, detalló parte de la audiencia.

Por su parte, el SEA calificó como un “capricho” de la reclamante insistir en la acción judicial, ya que la nueva resolución cumple con lo que el municipio solicitó formalmente en su reclamación ante el Tribunal Ambiental de Valdivia, que es anular la inadmisibilidad de la solicitud de invalidación.

Tras escuchar los alegatos, el tribunal determinó dejar la causa en acuerdo y designó al ministro Hunter como redactor del fallo.