La aplicación de un régimen provisional de “pago lateral” para internalizar los costos fijos de la operación del sistema eléctrico local, ante la mayor flexibilidad que supone la incorporación a gran escala de energías renovables variables (solar fotovoltaica y eólica) propone un estudio realizado por cincos consultores nacionales e internacionales, el cual fue encargado por Generadoras de Chile.

La asociación gremial, encabezada por su presidente ejecutivo, Claudio Seebach, detalló los alcances de la investigación, donde se indicó que el objetivo fue identificar y plantear un mecanismo para la recuperación de este tipo de costos,  el cual debe ser eficiente desde el punto de vista de la generación y sus efectos en el suministro de energía, además de poder entregar una asignación justa de los mayores costos.

El estudio se enmarca en los costos que deberá enfrentar la generación termoeléctrica a 2030 a causa de la flexibilidad, estimada entre US$150 y US$350 millones en otro estudio encargado por Generadoras de Chile a la consultora PSR/Moray.

Conclusiones

Juan Ricardo Inostroza, consultor independiente, fue uno de los encargados del estudio, precisando que la propuesta sugiere un periodo corto, por el día o por horarios, para la liquidación de los pagos laterales.

También se propone mantener como pagos laterales a los costos de arranque y parada de las unidades de punta en la operación del sistema eléctrico, debido a que “en general producen problemas cuando se incorporan a ajustes de precio”.

[VEA TAMBIÉN: Los desafíos del sector eléctrico para 2020 que advierte Systep]

“Dado que los mecanismos de expansión en Chile son principalmente los contratos de largo plazo y, en menor medida, el ingreso de plantas “merchant”, y que un esquema de “pagos laterales” no da señales de eficiencia, se debe mejorar el diseño de contratos regulados para que generadores internalicen todos los costos en sus ofertas, incluidos los costos no convexos”, fue otra de las conclusiones del estudio.

Para corto plazo se plantea incorporar un “despacho vinculante day ahead”, en que los generadores que usan recursos primarios “deberían indicar la cantidad a ser considerada en el despacho, el que puede seguir siendo de costos”. Además se señala que, en el despacho en tiempo real, “los generadores que desvíen deben pagar los recursos que se requirieron para la operación del sistema, no contemplados en el  predespacho”.

Según la investigación, el despacho day ahead equivale a que el balance de inyecciones y retiros se hace al momento del “day ahead” y toda otra desviación posterior es “suma cero” entre generadores. Luego los generadores se verán obligados a cuantificar los posibles costos e incorporarlos en sus ofertas de contratos de largo plazo, cerrando el círculo de las señales”.

“Los clientes, por su parte, pagarían un precio que incluye todos estos costos, pero despejados en competencia, minimizando así los pagos laterales”, se agrega.

Regulación

El estudio sostiene la necesidad de modificar el reglamento de Coordinación de la Operación del Sistema Eléctrico Nacional, a fin de implementar la propuesta de pagos laterales y la introducción del day ahead. De igual manera, se propone cambiar las normas técnicas sobre costos marginales, costos variables y la de programación de la operación.