La Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Coquimbo aprobó este martes la declaración del Parque Fotovoltaico Casablanca, que se ubicará en las cercanías de la localidad de Caimanes, en la comuna de Los Vilos, la cual contempla una inversión de US$12 millones, con la instalación de 25.500 paneles fotovoltaicos sobre seguidores horizontales en una superficie de 17 hectáreas.

El proyecto considera una capacidad instalada de 9 MW, equivalentes al consumo de 9 mil viviendas en un año, los que serán inyectados al Sistema Eléctrico Nacional a través de una línea de 23 kV de menos de un 1 kilómetro a la red de distribución. En materia de empleo, el proyecto generará hasta 100 plazas de trabajo durante su construcción, la que se extenderá por 6 meses.

La Intendenta regional, Lucía Pinto, destacó que «seguiremos incentivando la generación de energías renovables, para que podamos dar a los vecinos una mejor calidad de vida, siempre de la mano con el cuidado y respeto al planeta, pensando en el mañana y en las futuras generaciones».

[VEA TAMBIÉN: Generación en la Región de Coquimbo fue casi un 100% con ERNC en 2019]

Por su parte, el seremi de Energía, Álvaro Herrera, indicó que el proyecto es una central PMGD «que se suma a los ya aprobados durante los años 2018 y 2019. Aportará al sistema eléctrico nacional una generación que equivale al consumo de 9 mil viviendas. Esto se condice con lo que estamos desarrollando para estos años; queremos migrar desde las energías del pasado hacia las energías del futuro. En la medida que se vayan cerrando las centrales a carbón el camino que nos queda por recorrer es exclusivamente hacia las tecnologías renovables».

Durante la etapa de calificación de la iniciativa se presentaron dos solicitudes de Participación Ciudadana por parte del Comité de Agua Potable Rural y un Club de la Tercera Edad, proceso que se realizó entre el 9 julio y el 7 agosto. Luego de ello no se recibieron observaciones.

La aprobación de la planta solar Casablanca se suma a los 12 proyectos energéticos aprobados por la comisión de evaluación desde 2018 a la fecha, los que proyectan una inversión de 300 millones de dólares y 469 MW de capacidad instalada, en distintas comunas de la Región de Coquimbo.