(Radio Biobío) El Juzgado de Garantía de Peralillo decretó la suspensión condicional del procedimiento penal contra tres ejecutivos de CGE, acusados de dolo eventual en los incendios forestales que afectaron a Paredones y Pumanque en 2016 y 2017, respectivamente.

Con ello, se aceptó el plan de compensación presentado por la compañía para indemnizar a las 665 víctimas afectadas por los siniestros.

El juez José Antonio Ruiz, comentó detalles de la resolución, señalando que “se observó que las condiciones del pago de dinero en beneficio de las víctimas era suficiente como para resarcir los perjuicios que habían sufrido durante los incendios”.

“Le pareció al tribunal razonable que la persecución penal no siguiera adelante, pero que la empresa donde trabajan estos 3 imputados, pagara esta indemnización de beneficio a los agricultores y a aquellas personas que son de escasos recursos y que se vieron afectados”, detalló Ruiz.

[VEA TAMBIÉN: SEC oficia a CGE para la devolución de cobros a más de 350 clientes]

En tanto, el abogado de CGE, Cristián Muga, aseguró que en la compañía quedaron conformes con la medida.

“Creemos que esto es una solución muy satisfactoria para ellas (las víctimas), en términos generales, especialmente las personas más vulnerables. Nosotros tenemos la mejor disposición de que este procedimiento compensatorio sea lo más expedito posible”, sostuvo.

Además, mediante un comunicado, la empresa enfatizó en que el acuerdo no es obligatorio, ya que las víctimas podrán decidir si aceptan o rechazan la propuesta. A su vez, afirman que la suspensión condicional del procedimiento se hará efectiva cuando todos acepten participar de la compensación.

Aun así, de concretarse las indemnizaciones, CGE deberá realizar audiencias de manera trimestral para demostrar al tribunal el pago del dinero a los afectados.