(Emol) Luego que la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región del Biobío, rechazara el proyecto Planta de Productos Pacífico de Coronel, la empresa dueña de la iniciativa lamentó la decisión y aseguró que recurrirá a las instancias pertinentes para revertir la resolución.

“La empresa lamenta la decisión de la autoridad política, la que no se condice con la evaluación técnica de todos los organismos que estudiaron y evaluaron el proyecto. Entendemos que primó un criterio distinto para tal resolución, la que respetamos, sin perjuicio de anunciar que Copec implementará las medidas legales disponibles para revertir esta decisión en las instancias pertinentes”, indicó en una declaración.

La firma, que forma parte del grupo Angelini, añadió que “creemos, como lo concluye la evaluación técnica del proyecto, que se cumplen las condiciones necesarias para compatibilizar los objetivos estratégicos de la región de un abastecimiento seguro de combustibles y la imprescindible protección del entorno humano y ambiental”.

[VEA TAMBIÉN:Comisión de Evaluación Ambiental rechaza proyecto de Copec en Coronel: Voto de intendente del Biobío fue clave]

En esa línea, la distribuidora de combustibles aseguró que “hará los esfuerzos necesarios para que este proyecto, vital para la región y toda la zona sur, pueda ser comprendido y en un futuro, aprobado por las instancias que correspondan. Desde ya reiteramos a las autoridades municipales nuestra plena disposición a dialogar sobre el proyecto y resolver sus inquietudes, quedando a disposición del alcalde para las iniciativas que considere pertinente para este propósito”.

Por último, Copec enfatizó que “ha trabajado para que esta planta cuente con una operación de excelencia, segura y confiable, utilizando la mejor y más avanzada tecnología. Asimismo, este proyecto considera todas las medidas de mitigación necesarias para que la comunidad se sienta tranquila y segura”.

El proyecto contempla una inversión de US$123 millones y la construcción de dos terminales marítimos o fondeaderos y un conjunto de 17 estanques para la recepción, almacenamiento y distribución de combustibles. “Nuestra convicción es que la región y sus habitantes se verán beneficiados con una logística de distribución de combustibles robusta y de alto estándar que permitirá alcanzar su necesaria autonomía”, defendió la firma.