En condiciones de ser visto por la Sala del Senado quedó el proyecto sobre Eficiencia Energética que cursa su primer trámite. Esto luego que los integrantes de la Comisión de Hacienda respaldaran el articulado del mismo respecto de las normas que les competen.

El texto ya había sido aprobado en particular por los integrantes de la Comisión de Minería y Energía, quienes fueron los que profundizaron en la redacción.

La norma persigue promover el uso racional y eficiente de los recursos energéticos, para contribuir a mejorar la productividad, la competitividad económica y la calidad de vida de las personas y reducir las emisiones de contaminantes.

En este marco se propone institucionalizar la eficiencia energética en el marco del Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, para asegurar que las acciones de eficiencia energética tengan una mirada de largo plazo; promover la gestión de la energía en los grandes consumidores; exigir que se informe a los compradores de viviendas acerca de los requerimientos energéticos relativos a su uso. El etiquetado energético permitirá incorporar la variable eficiencia energética en la decisión de compra.

Además, la iniciativa insta al sector público reducir el gasto de electricidad y a la vez, facilita la instalación y operación de estaciones de carga para vehículos eléctricos; y promueve la renovación del parque vehicular con vehículos más eficientes.

[VEA TAMBIÉN: BancoEstado lanza su primer crédito de consumo verde]

Evaluadores energéticos

Ahora la iniciativa –que fue sometida a una serie de cambios- clarifica y robustece las multas e infracciones para los actos u omisiones cometidos por los evaluadores energéticos que contravengan las normas que regulen la calificación y precalificación energética de una o más edificaciones.

En tal sentido, ahora las multas serán en Unidades Tributarias Anuales (UTA), no en Unidades Tributarias Mensuales (UTM), lo que hace que sean más altas. Además cada proyecto será infraccionado por sí mismo, evitándose que todas las obras o edificaciones del mismo, den curso a infracciones distintas.

Así, las infracciones gravísimas de los evaluadores podrían llegar a la suspensión del registro desde un año y un día, a cinco años o la eliminación del registro y multa de hasta 20 unidades tributarias anuales, es decir casi 12 millones de pesos. Esto considerando que para efectos de la aplicación de la calificación energética de viviendas se crea el “Registro Nacional de Evaluadores Energéticos de Viviendas del Ministerio de Vivienda y Urbanismo”.

Expectativas

En la última sesión de la Comisión de Hacienda, el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet reconoció que “con la puesta en marcha habrá un 5,5% de menor consumo energético final al 2030, llegando hasta un 7% al 2035, lo que equivale a cerca de 2.400 y 3.500 millones de dólares, en los respectivos años”.

También aseguró que “habrá una reducción de emisiones directas de CO2 de 4,64 y 6,8 millones de toneladas de CO2 a los años 2030 y 2035, respectivamente. El proyecto de ley aportaría un 27% a las metas propuestas en el plan de mitigación de gases efecto invernadero del sector energía. Junto a ello, se crearía un mercado de eficiencia energética que transaría, en régimen, más de 300 millones de dólares al año”.