(El Mercurio de Valparaíso) Con optimismo aseguraron estar en la Comunidad Agrícola de La Dormida, en Olmué, luego que la Corporación Nacional Forestal (Conaf) detectara una serie de irregularidades en la construcción de la línea eléctrica Cardones-Polpaico, perteneciente a la empresa Interchile.

La semana pasada, el organismo dio cuenta del envío de dos oficios a la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), donde observaron diferentes incumplimientos en la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), como la construcción de torres desplazadas del lugar en el que fueron aprobadas.

En lo que respecta a la Región de Valparaíso, la Conaf cursó nueve infracciones por vulneración a la Ley Forestal.

[VEA TAMBIÉN: Conaf detectó irregularidades en línea de transmisión Cardones-Polpaico]

Proceso de invalidación

«Basta pararse en la plaza de Olmué y mirar hacia la Reserva de la Biósfera para ver la devastación que han provocado y los impactos ambientales gravísimos que están generando y que ni siquiera fueron evaluados», comentó uno de los abogados de la comunidad, Juan Molina, quienes se mostraron confiados de cara al proceso de invalidación de la RCA que este año inició el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).

«Creemos que la reiteración, gravedad e irreparabilidad de los daños sólo pueden ser sancionados con la revocación de la RCA», agregó.

En tanto, desde Interchile indicaron que «nos ponemos a disposición para hacer entrega de toda la información necesaria y, si fuera el caso, subsanar las observaciones realizadas por el ente fiscalizador en el caso de que corresponda».